Logo del sitio

Estos aviones emplean bengalas para 'sembrar' yoduro de plata en las nubes y provocar lluvias

Esta técnica se emplea en China, Dubai y Estados Unidos.
Esta técnica se emplea en China, Dubai y Estados Unidos.
20BITS

La tecnología de siembra de nubes es una manipulación del clima que puede ser realizada por generadores en tierra o aviones. Se trata de una técnica que se ejecuta en China o Dubai para generar precipitaciones gracias a las sustancias dispersas en el aire que alteran los procesos de las nubes.

Normalmente, se introduce yoduro de plata para liberar el compuesto, así pues, aumenta de forma artificial el número de partículas en suspensión presentes en la atmósfera.

CNN indica que el 61 % de Estados Unidos está en sequía, además, Julie Gondzar (gerente del Programa de Modificación del Clima de Wyoming) señala para el medio de comunicación que la siembra de nubes en el país comenzó en 2003.

Así funciona la siembra de nubes

Para llevar a cabo este mecanismo, se utiliza una nube existente para inyectar el yoduro de plata y las partículas de núcleo de hielo. Los núcleos ayudan a la nube a producir precipitaciones, asimismo, la técnica se puede realizar desde el aire o el suelo.

Gondzar afirma que "los generadores terrestres parecen pequeñas estaciones metereológicas, tienen como 20 pues de altura y se aerosolizan en la atmósfera".

Con relación a la técnica aérea, la gerente añade "hay bengalas en el ala de los aviones con yoduro de plata dentro de cajas de cartón y hay bengalas en la panza del avión". Cuando el piloto vuela hacia la tormenta, encienden las cubiertas de cartón y siembran las nubes, provocando humedad para generar precipitaciones.

Aparte de necesitar una nube existente para inyectar el yoduro de plata, tiene que haber un cierto de rango temperatura. Además, Gondzar aclara que "mucha gente piensa que se está manipulando el patrón climático. Básicamente, solo estamos jugando con la dinámica y la física de las nubes en una escala muy pequeña".

¿Es útil?

Gondzar señala que "la siembra de nubes no soluciona la sequía. Esto no es algo que podamos hacer de la nada, el criterio es muy específico para que esto realmente funcione".

Esta tecnología ofrece un 2% de humedad adicional a la superficie, asimismo, un estudio publicado en Proceedings of the National Academies of Sciences muestra que la técnica aumentó las precipitaciones un 10% a pesar de que no es lo suficiente para acabar con la sequía.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento