Logo del sitio

Síntomas de la esofagitis eosinofílica: una enfermedad crónica poco común provocada por la alergia

La disfagia es la dificultad para la deglución, para que los alimentos pasen desde la boca hasta el estómago. La dificultad puede ser en la fase oral o faríngea (para tragar el alimento), en la fase esofágica (cuando la comida pasa del esófago al estómago).
La dificultad para tragar es un síntoma principal.

Este domingo 22 de mayo se celebra el Día Europeo de Esofagitis Eosinofílica, una iniciativa que tiene como objetivo unir a pacientes y comunidades médicas de diferentes países europeos para dar más visibilidad a esta patología emergente que es desconocida para gran parte de la población. 

Como destacan desde la Asociación Española de Gastroenterología, los principales propósitos son los siguientes: disminuir el retraso en el diagnóstico, buscar métodos diagnósticos no invasivos, incorporar más profesionales sanitarios familiarizados con la enfermedad, lograr la financiación de los fármacos disponibles y buscar el apoyo profesional en los abordajes dietéticos.

¿En qué consiste esta enfermedad?

La esofagitis eosinofílica es una "enfermedad crónica del esófago", explican en el portal médico MedlinePlus. El esófago es un conducto muscular encargado de transportar los alimentos y líquidos desde la boca al ingerirlos hasta el estómago. 

"Si tiene esofagitis eosinofílica, unos glóbulos blancos llamados eosinófilos se acumulan en su esófago" provocando una inflamación. Esto genera dolor, dificultad para tragar y una sensación de "atascamiento de comida" en la garganta. 

"Algunas que piensan que tienen reflujo gastroesofágico pueden tener esofagitis eosinofílica"

No es una enfermedad común y ha sido reconocida hace relativamente poco, por lo que cada vez se diagnostica en más personas. De hecho, "algunas que piensan que tienen reflujo gastroesofágico pueden tener esofagitis eosinofílica". 

Asimismo, para determinar la presencia de esta enfermedad, la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) subraya que es necesario que se cumplan estos criterios:

  • Manifestación clínica relacionada con un mal funcionamiento del esófago, como vómitos o síntomas de reflujo.
  • Presencia de una cantidad determinada de eosinófilos en la mucosa del esófago.
  • Afectación exclusiva del esófago.
  • Persistencia de la inflamación tratamiento con omeprazol o derivados de este.
  • Descartar otras posibles causas.
  • Mejora de la enfermedad tras hacer una dieta personalizada o después del tratamiento con corticoides.

Los condicionantes alérgicos, principal causa

La causa exacta que provoca esta patología no está clara. Sin embargo, los investigadores consideran que "es una reacción del sistema inmunitario o alérgica a alimentos o a sustancias del entorno, como ácaros de polvo, caspa de animales, polen y moho", indican en MedlinePlus.

Hay una "fuerte asociación" de la esofagitis eosinofílica con "condicionantes alérgicos"

En este sentido, se produce "una activación inmunológica permanente que es responsable del acúmulo de eosinófilos", añaden en FEAD. En determinados pacientes, esta inflamación es producida por otras causas, como la "enfermedad por reflujo, enfermedad celiaca, infecciones, enfermedad de Cröhn, enfermedades del tejido conectivo y otras muchas, las cuales deben ser descartadas para poder afirmar que se trate de una esofagitis eosinofílica".

Por ello, aseguran, hay una "fuerte asociación" de la esofagitis eosinofílica con "condicionantes alérgicos, tales como alergias a alimentos, alergias a metales, asma y dermatitis atópica".

¿Cuáles son los signos de alerta?

La sintomatología de la enfermedad dependerá de la edad y de la etapa de la vida. Así, los síntomas más frecuentes en bebés y niños pequeños son:

  • Dificultades para alimentarse.
  • Vómitos.
  • Poco aumento de peso y crecimiento.
  • Reflujo que no mejora con medicamentos.

En niños más mayores también podrían aparecer otros síntomas como el dolor abdominal, poco apetito o la dificultad para tragar alimentos sólidos. En el caso de las personas adultas, los síntomas principales son:

  • Problemas para tragar.
  • La comida se atasca en el esófago.
  • Reflujo que no mejora con medicamentos.
  • Acidez.
  • Dolor de pecho.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento