Logo del sitio

La neumonía o encefalitis asociada a la viruela del mono deberá ser comunicada a Sanidad

La Comunitat Valenciana detecta 24 nuevos casos de viruela del mono
Viruela del mono
20M EP

Los servicios de salud pública de las comunidades deberán notificar con carácter urgente al Ministerio de Sanidad casos que estén investigando de viruela del mono y que reviertan "especial gravedad" como neumonía, encefalitis o meningoencefalitis o lesiones faríngeas que impidan la deglución.

Así se ha establecido en la Ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta en el "Protocolo para la Detección Precoz y Manejo de Casos ante la Alerta de Viruela de los Mono", que ha actualizado este viernes. Esta actualización se da una semana después de registrar las dos primeras muertes en España y de las que se están investigando las causas, que apuntan a una encefalitis asociada a la infección.

Los casos sospechosos y probables, no confirmados aún, deben ser informados por los servicios asistenciales a los de salud pública de la comunidad correspondiente. Una vez confirmados, deberán elevarse los a la plataforma Sivies que recoge también datos de la covid y en el futuro lo hará con otras enfermedades infecciosas.

Aquellos que estén aún en investigación pero que se consideren "de especial gravedad" tendrán que ser ahora notificados "de forma urgente a los servicios de salud pública" de la autonomía. Estos harán lo propio al Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) para su seguimiento.

Se consideran de especial gravedad "neumonía, encefalitis o meningoencefalitis, lesiones faríngeas que impidan la deglución de líquidos o presenten compromiso total o parcial de la vía aérea u otras complicaciones que a juicio clínico revistan especial gravedad".

Por lo demás, las medidas de actuación continúan idénticas a como las recogía la versión del protocolo del pasado 1 de julio, antes de que el director general de la OMS la declarara emergencia internacional de salud pública el día 23 de ese mes.

De esta forma, recomienda que los infectados se aíslen en una habitación separada de otros convivientes hasta que desaparezcan las lesiones y eviten el contacto y las relaciones sexuales. Durante ese periodo deberán usar mascarilla, tener sus propios utensilios, no salir salvo para ir al médico, evitando el transporte público y no tener contacto con animales.

También les aconseja usar preservativo en las 12 semanas posteriores a concluir el aislamiento o, si han sido diagnosticados fuera de su lugar de residencia, no regresar hasta haberlo finalizado. De hacerlo, deberá ser en transporte privado y, si no es posible, usar uno público "siempre que permita condiciones de aislamiento".

Si el aislamiento se lleva a cabo fuera de su domicilio, como hoteles, albergues, hostales u otros; el personal de limpieza que acceda a la habitación deberá equiparse con mascarilla FFP2, guantes, bata impermeable y calzas y sacarán los materiales potencialmente contaminados en bolsas cerradas.

Los contactos estrechos seguirán sin hacer cuarentena, midiéndose la temperatura una vez al día durante 21 días tras la exposición. Deberán extremar las precauciones y reducir todo lo posible las interacciones sociales, utilizando de forma constante la mascarilla y absteniéndose de mantener contactos sexuales durante el periodo de seguimiento.

Si aparece fiebre o cualquier otro síntoma compatible, deberá hacer aislamiento domiciliario inmediato y contactar de forma urgente con el responsable del seguimiento. El aislamiento concluirá si en un plazo de cinco días no se desarrolla exantema o se diagnostica otra enfermedad.

En la nueva actualización se incide en las medidas de higiene más allá de las rutinarias en locales donde se practica sexo, "especialmente en grupo", como "saunas, cuartos oscuros y clubes sexuales". 

En este sentido, señala que estos locales "suelen tener protocolos estandarizados para la limpieza frecuente", pero pide que, además de la de rutina, se limpien "con mayor frecuencia durante periodos de gran actividad o si se ensucian con fluidos corporales".

El documento señala que España, que hoy ha informado de 4.942 casos, es en la actualidad uno de los países más afectados a nivel global y que, como en el resto de países, los contagios se han dado fundamentalmente en población HSH (hombres que tienen sexo con hombres), siendo el mecanismo de transmisión más frecuente el contacto físico muy estrecho.

La transmisión de persona a persona, recuerda, está relacionada fundamentalmente con el contacto físico estrecho y directo con lesiones en la piel, costras o algunos fluidos corporales —saliva, semen, exudado nasofaríngeo y rectal, orina y heces— de una persona infectada, en el contexto de las relaciones sexuales o en otras situaciones de contacto físico continuado.

Pero esta "transmisión sostenida" que se observa en la actualidad "debe ser controlada para evitar que ésta se desplace a otros grupos poblacionales por el mismo mecanismo de transmisión, siendo posible la afectación de otros grupos, y la aparición de más casos graves en poblaciones vulnerables", recalca la Ponencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento