Logo del sitio

¿Qué es la insuficiencia cardíaca? Estos son sus síntomas, sus causas y su tratamiento

Infarto, dolor en el pecho, mayores
Infarto, dolor en el pecho, mayores
INTERMOUNTAIN HEALTHCARE HEART INSTITUTE - Archivo

La insuficiencia cardíaca es una condición muy común, que cuesta grandes cantidades de recursos y que puede resultar altamente incapacitante y, llegado el caso, mortal. De hecho, en los países occidentales se encuentra entre las primeras causas de hospitalización.

Aún así, en muchos casos es reversible y, si se actúa a tiempo, es posible la completa recuperación. Por ello, es importante conocer en qué consiste y cómo detectarla para minimizar sus daños.

¿Qué es la insuficiencia cardíaca y cuáles son sus causas?

La insuficiencia cardíaca no es otra cosa que la incapacidad del corazón para bombear la cantidad adecuada de sangre para que el cuerpo siga funcionando con normalidad.

Alternativamente, es posible que el corazón compense esta falta de capacidad aumentando la presión ventricular, lo que puede ocasionarle graves daños.

En la mayoría de los casos, la insuficiencia cardíaca es el resultado de las cardiopatías isquémicas o enfermedades coronarias, que en conjunto constituyen la principal causa de muerte en los países desarrollados; no obstante, también puede venir provocada por otras causas como cardiopatías congénitas, valvulares o hipertensivas.

En cualquier caso, y aunque la insuficiencia resulte de una cardiopatía de fondo, es común que existan patologías desencadenantes, como infecciones, arritmias, excesos físicos, infartos de miocardio, embolias pulmonares, anemia, tirotoxicosis, embarazo, miocarditis o endocarditis.

¿Cuáles son sus síntomas?

El cuadro que presenta el paciente depende de cual sea la cámara afectada (izquierda o derecha), ya que cada una envía sangre a una parte del sistema circulatorio. 

Así, en el caso de la insuficiencia cardíaca izquierda, que bombea sangre proveniente de los pulmones hacia el resto del cuerpo, los síntomas son mayoritariamente respiratorios, como dificultad respiratoria, disnea, ortopnea (disnea al acostarse), fatiga, edema pulmonar agudo, mareos, confusión y sudoración profusa.

Por el contrario, la insuficiencia cardíaca derecha se manifiesta en forma de síntomas renales: el menor flujo sanguíneo durante la actividad física lleva a la retención de sodio (uno de los principales subproductos que los riñones filtran de la sangre) y, por ello, disminución en la cantidad y frecuencia de la orina. En reposo, el aumento del flujo motiva la eliminación del sodio acumulado, por lo que aumenta de nuevo el flujo y la frecuencia. Además de ello, la insuficiencia cardíaca derecha puede provocar un aumento de la tensión en determinadas regiones del sistema circulatorio, lo que puede causar un abanico de síntomas que pueden ser gastrointestinales y hepáticos.

En cualquier caso, ambas insuficiencias cardíacas (que a menudo pueden aparecer simultáneamente) puede provocar una serie de síntomas comunes como son la taquicardia, estertores pulmonares, hipertrofia cardíaca, la aparición de soplos cardíacos, edemas en las extremidades inferiores y distensión venosa.

¿Cómo se trata?

El tratamiento de la insuficiencia cardíaca se basa primordialmente en abordar la causa subyacente. Por ello, en una gran mayoría de casos (en los que deriva de una cardiopatía isquémica, pasará en primer lugar por la adopción de una serie de hábitos saludables como son la realización de ejercicio, cambios en la dieta, y la abstención de fumar o beber alcohol.

Adicionalmente, para disminuir la peligrosidad de la insuficiencia, el facultativo podrá prescribir una restricción en la ingesta de líquidos, evitar determinados medicamentos, ciertos tratamientos farmacológicos (diuréticos, vasodilatores y otros), cirugías, implantación de marcapasos o desfibrilador implantable, dispositivos de asistencia ventricular y, en los casos más extremos, el transplante de corazón o su sustitución por uno artificial. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento