Logo del sitio

¿Qué es la encefalitis? Estos son sus síntomas, sus causas y su tratamiento

Imagen del mosquito 'Anopheles quadrimaculatus'.
Muchos virus transmitidos por mosquitos causan encefalitis..
EFE

El cerebro es un órgano especialmente delicado y, por la importancia de su función, las enfermedades que lo afectan pueden ser especialmente peligrosas y devastadoras. Este es el caso de la encefalitis.

¿Qué es la encefalitis? ¿Cuáles son sus causas?

La encefalitis es la inflamación del cerebro. En función de su gravedad, puede provocar unos pocos síntomas de baja gravedad o, por el contrario, puede poner en serio riesgo la vida del paciente.

Puede deberse a muchas causas, aunque lo más común es que aparezca a consecuencia de una infección, frecuentemente viral.

Además, podemos distinguir entre encefalitis primaria (cuando está provocada por un infección que afecta directamente al cerebro) o secundaria (provocada por una reacción inmune defectuosa a una infección en otras partes del cuerpo).

Algunos virus que pueden causar la encefalitis incluyen el virus del herpes simple, el virus de Epstein-Barr, el virus de la varicela-zóster, los enterovirus (como la poliomielitis), el virus de la rabia, el virus del sarampión, el virus de la rubéola, el virus de las paperas y varios virus transmitidos por mosquitos o garrapatas.

¿Cuáles son sus síntomas?

Afortunadamente, en la mayoría de los casos la encefalitis cursa de modo leve, con un cuadro similar al de la gripe. Cuando esto ocurre, algunos posibles síntomas son dolor de cabeza, fiebre, dolor articular o muscular y fatiga.

Sin embargo, en ocasiones la encefalitis puede ser más grave, llegando incluso a amenazar la vida del enfermo. Algunas señales que pueden apuntar a un caso más grave incluyen la presencia de confusión, agitación, alucinaciones, convulsiones, parálisis o pérdida de sensibilidad en partes del cuerpo, problemas con el habla o la audición y, finalmente, pérdida de conciencia y coma.

En los niños pequeños, los signos pueden ser algo diferentes; si aún tienen la fontanela abierta, es posible que aparezca una protuberancia en ella, y es posible que se den vómitos, rigidez corporal, alimentación deficiente e irritabilidad.

En los casos graves, pueden quedar ciertas secuelas como problemas de movilidad, problemas del habla, cambios de personalidad o trastornos en el estado de ánimo.

¿Cómo se trata?

El tratamiento de la encefalitis depende de su causa y de su gravedad. Por ejemplo, cuando es leve, suele consistir en reposo en la cama, la ingesta de mucho líquido y medicamentos antiinflamatorios (como el ibuprofeno).

Cuando es más grave y está provocada por un virus se pueden administrar al paciente fármacos antivirales, si bien en algunos casos (como los contagiados por insectos) la enfermedad podría no responder a ellos.

Por último, en los casos muy graves que requieren hospitalización puede ser necesario proporcionar soporte al enfermo, por ejemplo con asistencia respiratoria, monitoreo de constantes vitales, administración de líquidos intravenosos, administración de medicamentos antiinflamatorios o administración de anticonvulsivos.

Si una vez lograda la remisión quedan secuelas, es común proporcionar varias terapias de seguimiento (como fisioterapia, terapia del habla o psicoterapia) a la persona afectada para tratar de minimizar su impacto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento