María cuenta su recuperación tras intentar quitarse la vida: "No estás solo. Siempre hay gente dispuesta a ayudarte"

  • Los expertos apuntan que los tabús sobre el suicidio suponen una barrera para su prevención. 
  • En 2020, casi 4.000 personas pusieron fin a su vida en España, el dato más alto desde que hay registros. 
  • ESPECIAL | Salud mental y pandemia, las secuelas salen a la luz.
Terapia de grupo
Terapia de grupo
PIXABAY

María está aprendiendo a valorarse y ha logrado creer que tiene un gran corazón. Ahora es capaz de hablar de lo mal que lo ha pasado, un signo de que las heridas van sanando. Escuchándola contar su historia al otro lado del teléfono resulta evidente que se halla en vías de salir del túnel en el que estaba hasta hace tan solo tres meses. Un túnel en el que la pandemia la sumió aún más, llevándola al límite de querer suicidarse.

"Lo intenté. Estaba cansada de sufrir. Pero mi mejor amiga me pilló y avisó al 112. Ella misma me había pedido que contactara con Cruz Roja y lo había hecho, pero tras hablar con ellos la primera vez seguía estando decidida a desaparecer. A partir de la segunda ocasión empecé a cambiar de idea", relata esta mujer. La línea telefónica a la que se refiere es el servicio 'Cruz Roja Te Escucha'. La ONG lo puso en marcha en abril de 2020 para ofrecer atención psicosocial gratuita, especialmente a los más vulnerables, ante los efectos del coronavirus en la salud mental de la población.

Desde aquellos primeros telefonazos a María la atiende una vez por semana una terapeuta especializada en niños y jóvenes depresivos con ideación autolítica. "Me ha ayudado más que otro tipo de psicólogos o psiquiatras con visiones más generales. Está centrada en problemas como el mío y es la única que me ha hecho sentir que todo merece la pena", cuenta.

Ella venía arrastrando una pesada carga emocional que el estallido de la emergencia sanitaria no hizo más que empeorar. Muy cercana con la gente de su entorno, verse en casa encerrada, sin poder tener contacto físico ni con familiares ni amigos, la consternó. También convivir con una persona que "no acababa de asimilar la situación": "Buscaba cualquier excusa para salir y discutí muchas veces con ella porque estaba jugando con mi salud".

Máximo histórico en 2020

  • Según la Fundación Española para la Prevención del Suicidio, en base a las cifras del INE, el año pasado se quitaron la vida 3.941 personas en España. Esto supuso un 7,4% más que en 2019 y convirtió a 2020 en el año con más suicidios desde que se tienen datos (1906).

Sus problemas de riñón hacían a esta mujer paciente de riesgo. No en vano, cuando se decretó el confinamiento domiciliario se encontraba recibiendo diálisis, un tratamiento que no pudo detener y que también repercutió en su estado de ánimo. "Tres días a la semana tenía que acudir por obligación a un sitio en el que había Covid. Los hospitales eran un foco del virus y yo lloraba porque no quería ir. Había compañeros que se habían contagiado y estaban muriendo. Psicológicamente me afectó mucho", recuerda.

En ese proceso, María no encontró apoyo ni en su madre ni en sus hermanas. De ellas solo ha recibido reproches que le hacían sentirse culpable: "'No eres la única que lo pasa mal y nos estás haciendo daño a los demás. ¿No crees que ya nos has hechos sufrir demasiadas veces?' me llegaron a decir. Me exigen que me ponga en su lugar pero ellas no se ponen en el mío".

Así, con una mochila que había ido cargando poco a poco, esta mujer llamó al 900 107 917 con la autoestima destrozada. Al otro lado encontró un entorno en el que no se siente juzgada y en el que le han hecho ver que a veces es necesario romper con los vínculos familiares para poder seguir: "Si tu familia en lugar de ayudarte te machaca no vas a salir del pozo. Con todo lo que me ha pasado lo que sí que he visto es que tengo amigos que quieren que esté bien. En mi casa sin embargo nadie ha sido capaz de preguntarme qué me llevó a intentar quitarme la vida ni cómo me va la terapia".

Cercanía, comprensión, mensajes motivadores, pautas y herramientas para trabajar los pensamientos positivos... están marcando esas consultas con las que María se siente "muy cómoda". El proceso no es sencillo, y las sesiones son largas, pero a la vez "muy productivas". Gracias a su psicóloga, ha pasado de verlo todo negro a divisar una escala de grises en la que ya ha comenzado a va dibujarse una paleta de colores. "Utiliza muchas metáforas para que tú misma te des cuenta de cómo son realmente las cosas", señala.

"Esa llamada me salvó la vida", continúa y antes de colgar apunta que le gustaría dejar un mensaje por si alguien que esté pasando por lo mismo que ella pasó lee estos renglones: "Tienen que saber que si no reciben apoyo de la familia no están solos. Siempre hay gente dispuesta a ayudarte a salir del hoyo. Y se puede salir de todo aunque estemos muy hundidos. Se puede seguir adelante".

Urge un plan nacional de prevención

Miembros del servicio 'Cruz Roja Te Escucha'.
Miembros del servicio 'Cruz Roja Te Escucha'.
CRUZ ROJA

Desde el Observatorio del Suicidio en España, dependiente de la Fundación Española para la Prevención del Suicidio, esperaban una caída significativa de estas muertes en 2020. La entidad creyó que el encierro dificultaría "enormemente" esas conductas, tanto en la vía pública –al estar prohibido deambular por ella– como en los domicilios –al haber mucha gente en compañía–. Pero la realidad reflejó que la pandemia causó estragos en la salud mental.

"Parece que después del confinamiento se produjo un ‘efecto rebote’. Mientras en abril hubo un 18,2% menos de suicidios respecto al mismo mes de 2019, en agosto se produjo un aumento del 34%", apuntan las mismas fuentes, que advierten de que a los hechos consumados hay que añadir los intentos y la ideación. Según cálculos de la OMS, existirían unos 20 conatos por cada suicidio, mientras que, según otros estudios, la ideación podría afectar a lo largo de la vida a entre el 5 y el 10% de la población española.

Cerrado 2020, los datos de 2021 también preocupan. En septiembre, desde ‘Cruz Roja Te Escucha’ alertaron de un incremento de llamadas sobre esta problemática, que "siempre debe tomarse en serio". "Entre los mitos que rodean este asunto se encuentran las ideas de que quién expresa el deseo de acabar con su vida no lo hace, que hablar del suicidio incita a llevarlo a cabo, que sólo las personas con problemas graves se suicidan o que lo hacen los cobardes o los muy valientes", señala la ONG, que agrega que nueve de cada diez personas que se han suicidado habían verbalizado su propósito. "Hablar de ello reduce el riesgo, puesto que, entre otras cosas, la persona desea que se produzcan cambios en su vida para volver a disfrutar de ella. Muchos pequeños problemas pueden resultar intolerables", detalla.

"Estamos muy por debajo de la media europea en psiquiatras, psicólogos clínicos y enfermeras de salud mental"

España no posee ningún plan o estrategia estatal para la prevención del suicidio y esta es una de las reivindicaciones que los expertos llevan años remarcando. Un plan que cuente con financiación específica e inversión en recursos humanos.

"Estamos muy por debajo de la media europea en psiquiatras, psicólogos clínicos y enfermeras de salud mental, por lo que urge una inversión en recursos humanos dentro de la atención que se presta a estas patologías en el Sistema Nacional de Salud", reclamó el doctor Celso Arango, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría, durante la jornada 'Depresión y suicidio en España'. Organizada por Fundamed, en ella los participantes coincidieron en destacar también la necesidad de un diagnóstico precoz de las enfermedades mentales como herramienta básica para prevenir su incremento y su agravamiento.

REPORTAJES QUE TE PUEDEN INTERESAR:

Si quieres contactar con 20minutos o realizar alguna denuncia o alguna corrección sobre algún tema, puedes enviarnos un mail a zona20@20minutos.es. También puedes suscribirte a las newsletters de 20minutos para recibir cada día las noticias más destacadas o la edición impresa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento