Logo del sitio

Estas son las infecciones respiratorias más comunes en bebés

Elegir el nombre de tu bebé es una de las decisiones más importantes que tomarás el resto de tu vida.
Las infecciones respiratorias son comunes en los niños pequeños
Jonathan Borba / Unplash

Durante los primeros meses de vida, los niños son especialmente vulnerables a algunas enfermedades comunes como son las infecciones respiratorias.

De hecho, las infecciones de las vías respiratorias bajas (bronquios y pulmones) son la principal causa de enfermedad y mortalidad en los niños. Aún así, no conviene caer en el alarmismo, ya que en la mayoría de los casos las infecciones respiratorias no son graves siempre que se diagnostiquen y se traten correctamente y a tiempo.

De entre este tipo de afecciones, las más comunes en bebés son la bronquiolitis (especialmente en niños de entre dos y seis meses de edad), la neumonía, la bronquitas, la pulmonía, la gripe, la tosferina, la amigdalitis, la bronconeumonía, la meningitis bacteriana y la sinusitis.

La mejor manera de prevenir la aparición de cualquiera de ellas es adoptando una serie de hábitos de higiene en los contactos que mantengamos con el recién nacido, así como en los que éste mantenga con terceras personas.

Por ejemplo, siempre es conveniente cubrirse boca y nariz con un pañuelo al toser o estornudar, o con el interior del codo cuando no contemos con uno.

Al mismo tiempo, y de la misma manera en la que ha sido una medida fundamental de prevención durante la pandemia de covid-19, es muy importante lavarse correctamente las manos con agua y jabón de modo frecuente durante al menos 40 segundos. Especialmente clave resulta esto después de cambiarle el pañal, después de ir nosotros al baño o cuando nos dispongamos a preparar comida. El lavado con jabón se puede sustituir por el uso de gel desinfectante a base de alcohol.

Otras precauciones que podemos tomar incluyen mantener al bebé alejado de personas resfriadas, mantener una correcta ventilación del hogar, mantener al bebé lejos del humo del tabaco, evitar que comparta juguetes, biberones o chupetes con otros bebés; cumplir con el calendario de vacunación y evitar que esté expuesto a cambios bruscos de temperatura.

Por último, es muy importante que si detectamos cualquier síntoma de infección respiratoria en el pequeño (como tos, congestión, llanto excesivo o silbidos al respirar, llamados sibilancias) acudamos al pediatra, de forma que pueda evaluarlo y prescribir un tratamiento si procede.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento