Logo del sitio

El sexo durante el embarazo por trimestres: cómo influyen los síntomas físicos en las relaciones sexuales

  • Mantener relaciones en un embarazo que no tiene riesgos es sano.
El sexo no es incompatible con el embarazo.
El sexo no es incompatible con el embarazo.
CommanderClive/Pixabay

Las relaciones sexuales pueden practicarse a lo largo de todo un embarazo sin ningún tipo de problema. Excepto en aquellos casos en los que el médico aconseje la abstención debido a que el embarazo es de riesgo, el sexo en la pareja se puede mantener. No obstante, es verdad que los síntomas pueden afectar según el trimestre en el que la madre se encuentre.

Primer trimestre, pechos sensibles y náuseas

Durante el primer trimestre los síntomas característicos son la sensibilidad en las mamas, las naúseas, la fatiga y cambios en el olfato. Es un trimestre donde, a pesar de todo esto, se pueden mantener relaciones sexuales sin problemas, aunque conviene que estas no sean por la mañana (debido a las náuseas matutinas) y hay que tener especial precaución con los olores.

Si la pareja utiliza un perfume que debido al embarazo genera un gran rechazo, pues hay que darse una ducha antes de mantener relaciones para eliminarlo o evitar utilizarlo. Puede que haya que hacer cambios, pero la libido no se encontrará afectada en este primer trimestre y dado que todavía no se notará la barriga, se puede disfrutar del sexo y de sus variadas posturas.

Segundo trimestre, aumenta el deseo y los dolores de espalda

Desde Reproducción Asistida ORG explican que durante el segundo trimestre la libido de la mujer puede aumentar. A pesar de los dolores de espalda que pueden empezar a aparecer por el aumento de la barriga, los síntomas del primer trimestre habrán desaparecido por completo. Esto genera una mejoría y una sensación mayor de bienestar, por lo que se podrá disfrutar mucho del sexo.

Quizás haya que buscar posturas más cómodas para que la barriga no genere molestias durante las relaciones sexuales y que la propia espalda no sufra. Se trata de un trimestre bastante dulce, a pesar de que cada mujer lo puede vivir de una manera distinta, y si transcurre todo con normalidad las relaciones sexuales se pueden disfrutar mucho. Así que no hay por qué dejarlas de lado.

Tercer trimestre, ganas de orinar frecuentes y secreción en los pechos

El tercer trimestre puede ser uno de los más incómodos. El volumen de la barriga puede obligar a elegir posturas más cómodas, por ejemplo la de lado, para disfrutar de las relaciones sexuales. Asimismo, hay que tener en cuenta que las ganas de orinar serán más frecuentes, por lo que se aconseja ir al baño antes de tener sexo para evitar que estas ganas interrumpan el momento.

No hay que dejar de lado el ardor en el estómago que aparecerá debido a la presión que el bebé hace por su tamaño en este punto de la gestación. También, el cansancio se pueden acentuar y aparece la secreción de leche en los pechos (calostro) lo que puede hacer que apetezca menos mantener relaciones. Por lo tanto, hay que aprender a escuchar al cuerpo.

El sexo durante el embarazo puede mejorar el sueño, acelerar el parto en las últimas semanas del tercer trimestre, sentirse más unido a la pareja y generar un mayor bienestar. Por lo tanto, siempre y cuando apetezca, el sexo está recomendado desde el primer hasta el último día del embarazo. Además, los orgasmos son mucho más intensos durante la gestación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento