Logo del sitio

Qué beneficios nos aporta la meditación y cómo iniciarnos en ella

  • Nos ayuda a aliviar el estrés, aunque también se le atribuyen otros como mejorar el ánimo o algunas funciones cognitivas. 
Una mujer practica meditación al aire libre
Una mujer practica meditación al aire libre
Juuucy / Pixabay

Aunque se la puesto de moda en occidente en los últimos años bajo el nombre de mindfulness o atención plena, lo cierto es que la meditación es una práctica oriental milenaria.

Mucha gente relaciona la meditación con dejar la mente en blanco, pero lo cierto es que no consiste en eso, sino que ser capaces de ‘adiestrar’ nuestra mente para que nuestros pensamientos no vayan por libre, sino que seamos nosotros los que elijamos en qué pensar o desterremos aquellos pensamientos que no sirven para nada y que pueden incluso dañarnos. Conseguirlo no es fácil, requiere de práctica y, sobre todo, de mucha disciplina.

Begoña Ordóñez Romero, profesora de yoga y fundadora del centro Vidha de Salamanca, nos da algunas pautas para empezar a meditar y nos habla de algunos de los beneficios que nos puede aportar la práctica diaria de la meditación.

¿Para qué es bueno meditar?

A la meditación se le atribuyen múltiples beneficios, tanto a nivel físico como mental. El primero de ellos es que ayuda a calmar la mente, y, como consecuencia, a reducir el estrés y la ansiedad, con todo lo que ello conlleva a nivel físico y psicológico. Además, aseguran que puede ayudar a aumentar la capacidad de concentración, a mejorar nuestro estado de ánimo al promover pensamientos más positivos e incluso que nos ayuda a tolerar mejor el dolor y a mejorar las funciones cognitivas, entre otras cosas.

Todos estos posibles beneficios, algunos de ellos demostrados científicamente, Begoña Ordónez los resume en uno: “te enseña a ser feliz”, asegura tajante. Y es que, para ella, “ser feliz es tener tranquilidad y paz, tanto mental como emocional, e incluso física. Y para tener tranquilidad, lo primero es no tener prisa. Salvo excepciones, yo no tengo prisa nunca”, asegura. “Luego, aunque te sientas en paz, tendrás días alegres, tristes, con dificultades… pero eso es la vida”.

Begoña, que lleva practicando meditación desde hace 23 años, afirma que le ha cambiado la vida, “para mí ha sido mi cura. Estoy donde estoy gracias al yoga y a la meditación, que para mí van unidos. Y es que meditar te da mucha amplitud mental. Desde la serenidad, la mente se abre y empiezas a comprender la vida y a integrarla de una forma diferente. No es fácil, es mucho más intenso de lo que puede parecer porque ahora se ha puesto de moda, pero es así”.

Y esto, ¿por qué ocurre? Básicamente, porque la meditación lo que nos ayuda principalmente es a controlar nuestros pensamientos, “la meditación y el yoga te enseñan a pensar menos y mejor, discernir los pensamientos que valen de los que no. La mente tiene distintos departamentos. Por un lado, está el ‘departamento fantasía’, donde estamos el 90% del tiempo. En la fantasía nos montamos películas, cosas que no existen, mentiras… por eso es tan peligrosa. Y luego está la imaginación, donde están los pensamientos que proyectan tu vida, planifican, crea metas…”.

Gracias a la meditación, logramos ralentizar estos pensamientos, los observamos sin juzgarlos, somos conscientes de ellos y, lo que es más importante, “nos damos cuenta de que la mayoría de nuestros pensamientos no vale para nada. Cuando desechamos los pensamientos no válidos, vamos encontrando la calma, pero esto es más fácil decirlo que hacerlo, porque lleva un trabajazo…”, advierte.

Quiero meditar, ¿por dónde empiezo?

Como todas las prácticas, ya sean físicas o mentales, requieren de experiencia y de disciplina. Es decir, que para notar los efectos beneficiosos de la meditación tenemos que incorporarla en nuestra rutina diaria y practicar siempre, por la mañana, por la noche o por la mañana y por la noche, y sin tener prisa en obtener resultados, “si te sientas a meditar no puedes hacerlo buscando resultados, tienes que sentarte, disfrutar… porque los resultados puede que lleguen en un día o en 10 años, lo que hay que hacer es sentarse y ser disciplinados”, aconseja. También aconseja, en la medida de lo posible, buscar ayuda, aunque sea para empezar, “tiene que haber un guía, porque al principio de sentarnos a observar nuestros pensamientos, van a salir miedo, inseguridades… todo lo que hay dentro, que es mucho, y necesitas a alguien que sepa para que te aclare y te guíe. Una vez sepamos hacerlo podemos hacerlo solos, pero hay que hacerlo a diario”.

A los que quieren empezar les recomienda “que se sienten todos los días en silencio, con una postura erguida 10 minutos. Al principio, esos minutos te parecen tres horas, porque sentarte a observar tus pensamientos al principio es muy difícil, por eso se recomienda para empezar centrarse en la respiración… Pero es poquito a poco”. Si ves que es complicado encontrar un hueco al principio, prueba a levantarte 10 minutos antes, te sientas en la cama y te observas”.

Otros consejos para ‘meditadores’ novatos podía ser: Escoger ropa cómoda, un lugar tranquilo y silencioso, observar y aceptar tus pensamientos sin juzgarlos, poner atención en la respiración, aumentar un poquito cada día, y, sobre todo, no tener miedo al fracaso, pues como toda disciplina, requiere paciencia y práctica para ir aumentando y mejorando cada día.

Si tienes curiosidad, no te quedes con las ganas y, como dice Begoña Ordónez, “prueba, porque nos cambia la vida y a la larga acaba sanando la mente”. El cómo o el nombre que elijas no importa, “al final necesitamos poner nombre novedoso, pero meditar y el mindfulness es lo mismo, que es concentrar la mente en algo, ser consciente… Puede haber alguna variante, las herramientas para llevar a ello pueden ser diferentes, pero al final meditación mindfulness o incluso contemplación… son lo mismo”. Y es que, que sea una ‘moda’ no tiene por qué ser malo, “habrá gente que sabrá sacarle el partido adecuado y otra no, pero a mí me parece genial que se haya puesto de moda, pues cuantos más meditadores seamos, mejor”. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento