Logo del sitio

Cómo la microbiota influye en la eficacia de los tratamientos contra el cáncer

La bacterias que viven en el intestino forman la microbiota natural de los seres vivos
La bacterias que viven en el intestino forman la microbiota natural de los seres vivos
Jezper

La inmunoterapia es una de las nuevas familias de tratamientos contra el cáncer más prometedoras. Sin embargo, algunos de estos fármacos no siempre parecen funcionar en todos los pacientes. Recientemente, los investigadores parecen estar descubriendo por qué sucede esto y, quizás, un modo de solucionarlo.

Y es que, como señala el medio norteamericano The Washington Post, la composición del microbioma intestinal de las personas (una inmensa comunidad de microorganismos de diversas especies que conviven en nuestro intestino) parece determinar la efectividad de los tratamientos inmunoterapéuticos.

Una dieta para nutrir el microbioma

Concretamente, cada vez existe más evidencia que indica que los pacientes que acogen ciertas especies de bacterias intestinales muestran mejores respuestas a la inmunoterapia que los pacientes que no las poseen. Y aún mejor: parece ser que, con una dieta rica en fibra (y por tanto, con cantidades importantes de frutas, verduras, legumbres, cereales integrales y frutos secos) para nutrir el microbioma las probabilidades de que el tratamiento resulte eficaz podrían aumentar.

En la actualidad, se está llevando a cabo una prueba clínica para esta teoría en el University of Texas MD Anderson Cancer Center en Houston. En él, algunos pacientes que están recibiendo tratamientos inmunoterapéuticos junto a dietas muy ricas en fibra. La idea es probar el efecto de la dieta con el mismo rigor con el que se hacen las pruebas para los medicamentos.

Hasta un 80% de las células inmunes viven en el intestino

Ya se sabía que el microbioma de nuestro cuerpo, y más específicamente el del intestino, tiene una relación crucial con el sistema inmunológico. Según algunas estimaciones, entre un 60 y un 80 % de las células inmunes del organismo viven en el intestino.

Sin embargo, ha sido más recientemente que se ha hecho evidente que estos microbios pueden afectar al desenlace del cáncer. Por ejemplo, un estudio de la Universidad de Chicago y publicado en el medio científico Science demostró recientemente que los ratones que poseían un determinado tipo de bacteria llamado Bifidobacterium mostraban una respuesta inmune más robusta frente al melanoma que aquellos que no la tenían; y que administrar la bacteria a los ratones que no la poseían disminuía la velocidad de crecimiento del tumor. No sólo eso: si a la bacteria se añadía un medicamento de inmunoterapia, los tumores prácticamente desaparecían.

Otro enfoque consiste en tratar de mejorar la respuesta a la inmunoterapia practicando trasplantes fecales a los pacientes. Un ensayo clínico llevado a cabo recientemente y publicado también en Science arrojó que los pacientes así tratados respondían mejor a los medicamentos de lo que cabría esperar atendiendo a sus historias médicas.

Más del doble de la fibra recomendada

Es toda esta evidencia la que lleva a los autores de MD Anderson  a explorar la ruta de la dieta. La idea se basa en que muchas de estas especies bacterianas que mejoran la respuesta inmune parecen alimentarse de fibra, por lo que una dieta rica en este alimento debería aumentar su población.

Previamente, examinaron las dietas de 128 pacientes con melanoma y encontraron que los que regularmente comían grandes cantidades de fibra procedente de frutas, verduras y otras comidas vegetales tenían mejores resultados en la inmunoterapia que aquellos que no comían tanta fibra, según publicaron en Science.

En el ensayo actualmente en curso, a los pacientes se les administran alimentos con hasta 50 gramos de fibra diaria, casi el doble de la cantidad recomendada.

Referencias

Anahad O'Connor. Eating fiber alters the microbiome. It may boost cancer treatment, too. The Washington Post (2022). Consultado online en https://www.washingtonpost.com/wellness/2022/11/08/microbiome-fiber-immunotherapy-cancer/ el 23 del 11 del 2022.

Sivan A, Corrales L, Hubert N, Williams JB, Aquino-Michaels K, Earley ZM, Benyamin FW, Lei YM, Jabri B, Alegre ML, Chang EB, Gajewski TF. Commensal Bifidobacterium promotes antitumor immunity and facilitates anti-PD-L1 efficacy. Science (2015). DOI:10.1126/science.aac4255. 

Davar D, Dzutsev AK, McCulloch JA, Rodrigues RR, Chauvin JM, Morrison RM, Deblasio RN, Menna C, Ding Q, Pagliano O, Zidi B, Zhang S, Badger JH, Vetizou M, Cole AM, Fernandes MR, Prescott S, Costa RGF, Balaji AK, Morgun A, Vujkovic-Cvijin I, Wang H, Borhani AA, Schwartz MB, Dubner HM, Ernst SJ, Rose A, Najjar YG, Belkaid Y, Kirkwood JM, Trinchieri G, Zarour HM. Fecal microbiota transplant overcomes resistance to anti-PD-1 therapy in melanoma patients. Science (2021). DOI: 10.1126/science.abf3363

Christine N. Spencer, Jennifer L. McQuade, Vancheswaran Gopalakrishnan, John A. McCulloch, Marie Vetizou, Alexandria P. Cogdill, A. Wadud Khan, Xiaotao Zhang, Michael G. White, Jennifer Wargo et al. Dietary fiber and probiotics influence the gut microbiome and melanoma inmunotherapy response. Science (2021). DOI: 10.1126/science.aaz7015

Mostrar comentarios

Códigos Descuento