Qué es la onicofagia, el motivo por el que millones de españoles se muerden las uñas y el riesgo que conlleva

Onicofagia o morderse las uñas
Onicofagia o morderse las uñas
Yuri Arcurs peopleimages.com

La onicofagia es el hábito de morderse las uñas de los dedos de las manos. Según la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), "puede ser una manía, o tener una causa emocional y conductual, que en ocasiones precisar ayuda de profesionales para corregirla".

"Es más frecuente en los niños, pues lo presentan un 30% de ellos entre los siete y diez años, y puede llegar al 45% de los adolescentes", indican las fuentes de la SEMI. "Los hijos de padres que sufren algún tipo de trastorno mental están más propensos a padecerla. En ocasiones no sólo se comen las uñas sino también la cutícula de la piel vecina, lo que llamamos los padrastros", advierten.

Según un estudio de Ipsos, el 15% de los españoles se muerden las uñas, es decir, unos 7 millones.

La onicofagia es un "signo de ansiedad" que la persona lleva a cabo como una manera de combatirlo, según el psicólogo clínico del Colegio de Psicólogos de Madrid, Esteban Cañamares.

Excitación, ansiedad, estrés o aburrimiento

La doctora Lourdes Navarro Campoamor, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), sostiene que  morderse las uñas con frecuencia ocurre en situaciones de excitación, ansiedad o estrés, o bien en estados de aburrimiento o inactividad.

"Algunas personas lo hacen de forma automática mientras están ocupados en otra actividad. Sin embargo, para otros es un hecho intencional, es decir, dejan de hacer cosas por morderse las uñas.  En determinadas ocasiones hay personas que notan más tensión antes de morderse las uñas que la sensación de placer posterior. Hay trabajos que indican una mayor prevalencia de ansiedad y trastornos de conducta entre las personas que se muerden las uñas", explicó la doctora

De hecho, es tan adictivo para algunas personas que incluso se comen la piel que rodea las uñas. Navarro detalló a Infosalus en este sentido que la onicofagia es una conducta "repetitiva, recurrente y persistente" para la que es "difícil e incluso a veces imposible" ejercer un control voluntario sobre ella.

¿Qué produce la onicofagia y qué consecuencias tiene?

La onicofagia es una forma de limitar la ansiedad, una distracción relajante.
La onicofagia es una forma de limitar la ansiedad, una distracción relajante.

Esta afección puede surgir por múltiples motivos, entre los que se encuentran la imitación, algo que se da en la infancia, también por baja autoestima o timidez, así como por problemas de ansiedad o nerviosismo, el cual se canaliza a través de esta práctica compulsiva de comerse las uñas.

Tal y como señalan desde el centro de psicología Cepsim, las personas que padecen onicofagia pueden identificarse porque repiten la conducta, es decir, se muerden las uñas constantemente y de forma automatizada. 

Vicente Delgado, dermatólogo de Top Doctors, advierte de que morderse "no sólo genera problemas estéticos, sino que también puede alterar la forma de los dientes y afectar a la salud de las uñas, ya que no crecen bien y se crean microtraumatismos". "Además, agrega el facultativo- se forman pequeñas heridas alrededor de la uña y producen inflamación y dolor en el dedo.

Al morderse las uñas pueden surgir uñas de menor tamaño, más finas y rugosas. Además, se producen alteraciones en la coloración (por traumatismo de repetición) y también inflamación de la piel que rodea a la uña. La onicofagia también puede derivar en infecciones por bacterias, hongos y virus.

Relacionado con el bruxismo

El doctor Óscar Castro Reino, presidente del Consejo General de Dentistas, explica que la onicofagia está muy relacionada con el bruxismo. Se trata de una patología que puede afectar al 70% de los españoles y que consiste en apretar la mandíbula, normalmente por la noche, y de manera inconsciente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento