La grasa muscular, nuevo factor de riesgo en el deterioro cognitivo

Este parámetro también es indicativo de un mayor riesgo de padecer diabetes de tipo II o hipertensión, a su vez factores de riesgo de la demencia.
El sueño es un pilar fundamental de cualquier estrategia para ganar músculo
Los ejercicios de fortalecimiento muscular son una buena manera de reducir la adiposidad muscular.
UNSPLASH
El sueño es un pilar fundamental de cualquier estrategia para ganar músculo

Es normal que, a medida que envejecemos, nuestras habilidades cognitivas se deterioren hasta cierto punto. Con todo, hay que señalar que esto no ocurre de la misma manera ni en el mismo grado en todas las personas.

Precisamente, existe un gran volumen de investigación en medicina dedicado principalmente a dilucidar aquellos factores que influyen en este proceso y las variables que pueden predecir cómo será el caso de cada paciente en concreto, así como posibles áreas sobre las que se pueda actuar para frenar el deterioro en la medida de lo posible.

Un área de fácil intervención

Ahora, una nueva investigación publicada en el medio científico Journal of the American Geriatrics Society ha postulado que la adiposidad muscular (la cantidad de grasa que contienen nuestros tejidos musculares) podría ser un factor de riesgo en el deterioro cognitivo, al margen de otros factores como el peso corporal, otros depósitos de grasa, las características musculares o los factores de riesgo tradicionales de la demencia.

La conclusión emerge del análisis de los datos de 1.600 adultos de más de 70 años, en base a una evaluación de su desempeño cognitivo en un período de 10 años. De este modo, los autores encontraron que los aumentos en la adiposidad muscular se asociaban a un mayor grado de declive cognitivo a lo largo del tiempo. Estos resultados eran similares para personas de etnia blanca y negra y para hombres y mujeres.

Aunque se trata del primer trabajo en llegar a esta conclusión, lo cierto es que esta evidencia se suma a un cierto corpus de literatura que ya apuntaba en esta dirección. Por ejemplo, ya se sabía que los aumentos en la adiposidad muscular constituyen factores de riesgo en enfermedades como la diabetes de tipo II o la hipertensión arterial, que en ambos casos son a su vez factores de riesgo documentados de la demencia.

Lo más interesante del trabajo es que la adiposidad muscular es un área sobre la que es fácil actuar, principalmente mediante intervenciones como el mantenimiento de una dieta baja en lípidos y moderada o alta en proteínas o la realización frecuente de ejercicios de fortalecimiento muscular.

¿Quieres recibir los mejores contenidos para cuidar tu salud y sentirte bien? Apúntate gratis a nuestra nueva newsletter.

Referencias

Caterina Rosano, Anne Newman,  Adam Santanasto, Xiaonan Zhu, Bret Goodpaster, Iva Miljkovic. Increase in skeletal muscular adiposity and cognitive decline in a biracial cohort of older men and women. Journal of the American Geriatrics Society (2023). DOI: https://doi.org/10.1111/jgs.18419

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento