El riesgo de sufrir accidentes de tráfico es hasta 1,7 veces mayor si se padece una enfermedad neurológica

  • La Sociedad Española de Neurología y la DGT aconsejan valorar la aptitud de los conductores de forma individualizada.
Foto recurso. Cerebro, enfermedad de Alzheimer.
El peligro de accidente de tráfico es mayor cuando el paciente padece deterioro cognitivo ligero o demencia.
CHRISTINE DANILOFF, MIT

La Sociedad Española de Neurología y la Dirección General de Tráfico (DGT) han publicado el Manual de Neurología y Conducción, en el que advierten de que las patologías del sistema nervioso aumentan el riesgo de accidente de tráfico al mermar la función cognitiva y reducir la habilidad motora y de coordinación.

En un comunicado, la Sociedad Española de Neurología (SEN) informa de que, en general, los pacientes con enfermedades neurológicas tienen un riesgo hasta 1,75 veces mayor de tener un siniestro en carretera mientras conducen.

Y atendiendo a patologías concretas, este peligro de accidente de tráfico es mayor cuando el paciente padece deterioro cognitivo ligero o demencia, ya que el riesgo se sitúa entre 2,5 y 8 veces más. En el caso de la narcolepsia el riesgo relativo de siniestro durante la conducción se incrementa en 3,7 veces.

El manual también evalúa el riesgo de accidente por consumo de drogas y algunos medicamentos y lo incrementa a 1,6 veces.

Los medicamentos para el tratamiento de las enfermedades neurológicas, en general, reducen la sintomatología de la enfermedad y mejoran la capacidad para conducir; pero en ocasiones, son estos los que aumentan el riesgo.

Por lo tanto son factores que deben ser considerados por el médico que los prescribe y sobre los que debe informar al paciente.

Caso por caso

No obstante, el manual afirma que cuando la enfermedad está controlada el riesgo se reduce considerablemente, en ocasiones igualándose al de la población general e insiste en la importancia de que la valoración de la aptitud del conductor se haga de forma individualizada.

Según recoge el texto, los accidentes de tráfico, a pesar del esfuerzo realizado en los últimos años, siguen siendo la octava causa de muerte a nivel global y la primera en el grupo de edad entre 5 y 29 años.

Además, originan una importante morbilidad, un gran sufrimiento en las personas afectadas y un elevado coste económico para la sociedad.

Y aunque se producen por la conjunción de una serie de factores humanos, técnicos y del entorno, el factor humano sigue siendo el más determinante, ya que está presente en el 70%-90% de los casos.

De ahí, que desde la SEN, en colaboración con la Dirección General de Tráfico (DGT), se acordó elaborar un manual para analizar la repercusión de las enfermedades neurológicas sobre la capacidad de conducir.

Según la asesora médica de la Dirección General de Tráfico, Elena Valdés, el manual supondrá una herramienta de gran ayuda para los médicos y psicólogos de los centros de reconocimiento, ya que pone a su disposición las claves para evaluar de forma individualizada la capacidad de conducir de los pacientes teniendo en cuenta el momento evolutivo en el que se encuentran.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento