Los beneficios de los mandalas en adultos, según la psicología

Colorear mandalas puede aportar beneficios terapéuticos.
Colorear mandalas puede aportar beneficios terapéuticos.
Pixabay

Los mandalas, originarios de la India, son elaboraciones que han sido utilizadas durante cientos de años en el hinduismo y en el budismo para potenciar la concentración en la meditación. Un mandala es una palabra procedente del sánscrito que hace referencia al círculo, esto es, a una representación de la simbología del universo a través del equilibrio.

En este sentido, la pintura de mandalas es realmente beneficiosa para alcanzar el equilibrio al ser una técnica idónea de relajación y creatividad. Uno de los objetivos principales "es fomentar la concentración de la energía en un solo punto" y, por esta razón, se utiliza como herramienta en los ejercicios de meditación, aunque también tiene como finalidad "llegar al bienestar físico y emocional", destaca en un artículo la psicóloga Judit March.

Mejora la concentración y la creatividad

Entonces, ¿tiene efectos curativos? Respecto a sus beneficios para la salud, uno de los más relevantes es que potencia la creatividad y estimula la atención en el momento presente. Además, puede reducir el estrés y los episodios de ansiedad al aportar relajación.

Las formas geométricas de los mandalas producen "cierta sensación hipnótica que relaja y que produce calma". Por eso es "una técnica de relajación en sí misma, ya que al pintar la respiración se acompasa y las pulsaciones bajan", subraya la psicóloga Encarni Muñoz en un artículo publicado en la plataforma Mundo Psicólogos. 

En cuanto a la concentración en el aquí y ahora, al colorear mandalas se practica mindfulness, ya que "nos centramos totalmente en la tarea y no pensamos en las preocupaciones del día o en las tareas pendientes". Por tanto, favorece la creación de "un discurso positivo en tu interior".

Expresar nuestros sentimientos a través del dibujo

Por otro lado, es una terapia efectiva para desconectar de los pensamientos recurrentes y del estres del día a día que permite expresar las emociones en un dibujo. 

"En función de nuestro estado de ánimo utilizamos unos colores u otros y escogemos también un diseño determinado", añade la experta en psicología. De tal manera que pintar estos diseños permite "dar rienda suelta a la expresión emocional".

Al dedicar tiempo a expresar tus sentimientos a través de la pintura, también te dedicas tiempo a ti mismo y "somos más conscientes de nuestro mundo interno". Con la práctica regular de esta actividad, se puede alcanzar una reflexión sobre "cómo nos sentimos y qué nos lleva a estar así" para poder realizar cambios y abordar cualquier situación compleja.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento