Cómo hacer acelgas gratinadas al horno, paso a paso

La acelga no es la verdura más sabrosa pero tiene nutrientes beneficiosos.
La acelga no es la verdura más sabrosa pero tiene nutrientes beneficiosos.
WIKIPEDIA/E4024

La acelga está disponible prácticamente todo el año porque se adapta a casi cualquier clima. Pero hay que decirlo, no es la verdura más querida. Se puede consumir cruda en ensaladas (con las plantas muy tiernas) o cocinada.

Se cocina igual que la espinaca, de la cual es pariente. Se consume toda la planta, incluidas las pencas de las hojas. De hecho es habitual retirar las pencas y cocinarlas a parte. Una receta clásica es hacerlas rellenas de jamón y queso y rebozadas.

La acelga no es la verdura más sabrosa, pero sí está llena de nutrientes beneficiosos. Es muy rica en vitamina C, ácido fólico, vitaminas A, E y B y magnesio. Las hojas exteriores, que suelen ser las más verdes, son las que contienen mayor cantidad de vitaminas y carotenos. Además, es fuente de calcio y ayuda a evitar la anemia y el estreñimiento.

Ingredientes

  • Acelgas (2 kilos)
  • Ajo (1 diente)
  • Harina (1 cucharada sopera)
  • Leche (medio vaso)
  • Queso para rallar o rallado
  • Mantequilla
  • Aceite de oliva
  • Sal

Información práctica

Tiempo de elaboración: unos 30 minutos
Calorías: unas 185 kcal los 100 gramos

Elaboración

  1. Limpiamos las acelgas, separando las hojas de las pencas y retirando los hilos. Podemos hacer el plato con hojas y pencas o reservar estas últimas para otra receta (rellenas, por ejemplo).
  2. Llenamos una cazuela grande con agua y un poco de sal. Ponemos a calentar.
  3. Cuando hierva echamos las acelgas y las dejamos haciéndose a fuego medio durante 5 minutos.
  4. Las escurrimos y reservamos (también un poco de agua de la cocción).
  5. Picamos el diente de ajo.
  6. En una sartén (debe ser honda porque luego llegarán las acelgas) ponemos aceite a calentar y echamos el ajo.
  7. Dejamos que se haga un poco y añadimos la harina.
  8. Retiramos del fuego y mezclamos bien.
  9. Añadimos las acelgas escurridas, medio vaso de leche y volvemos a poner al fuego.
  10. Lo mezclamos bien, dejamos que se haga unos 5 minutos a fuego lento y retiramos.
  11. Cogemos un molde para horno y ponemos mantequilla en el fondo.
  12. Encima, la crema de las acelgas y espolvoreamos queso rallado.
  13. Metemos al horno a 180 grados con calor sólo arriba, para gratinarlas por unos 10 minutos.
  14. Cuando tengan el color dorado, que no quemado, retiramos.

Apúntate a la newsletter de Cocina en 20' y recibe en tu correo recetas para hacer en casa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento