Europa llevará un registro con los nombres de todas las personas que no se vacunen: ¿será público? ¿habrá sanción?

Ancianos y sanitarios, primeros receptores de la vacuna en Europa
Ancianos y sanitarios, primeros receptores de la vacuna en Europa
Europa Press

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado este lunes que los nombres de aquellos que decidan no vacunarse contra la Covid-19 quedarán recopilados en un registro compartido con la Unión Europea

Preguntado en 'Al Rojo Vivo' sobre el plan de vacunación en España, Illa ha destacado que "cuantos más" se vacunen, mejor; apelando a la "solidaridad" de la ciudadanía para "evitar contagiar a otros".

De esta forma, ha explicado que se irá citando a los ciudadanos -a quienes ha pedido "que acudan"- para administrarles la vacuna, y quien rechace la vacuna entrará en un registro que se compartirá con otros socios europeos.

¿Será público?

No. Salvador Illa ha adelantado que el registro de los nombres de las personas que no se vacunen será totalmente confidencial. "Los rechazos a la vacunación se consignarán en un registro, pero no será un documento público, se respetarán siempre los datos que se recojan", ha aseverado. 

Asimismo, el ministro de Sanidad ha explicado que también se llevará un registro de las dosis que se pongan- ya que seis de las vacunas aprobadas por la Unión Europea requieren de dosis-, aunque todavía no ha especificado si sse implantará algún tipo de cartilla de vacunación.

¿Qué pasa si decido no vacunarme?

Como ya ha reiterado Sanidad en numerosas ocasiones, la vacunación contra la Covid-19 en España es voluntaria; por lo que, aunque los profesionales sanitarios han hecho un llamamiento a la responsabilidad de la población para que se inyecte la dosis correspondiente, no es obligatorio inmunizarse. 

"Sin perjuicio del deber de colaboración que recae sobre los individuos, la vacunación frente a COVID-19 será voluntaria, y ello, a salvo de lo previsto en la Ley Orgánica 3/1986, de 14 de abril, de Medidas especiales en materia de salud pública", se indica en la última actualización de la Estrategia de Vacunación contra la Covid.

No obstante, a pesar de que previsiblemente no habrá sanción alguna por no vacunarse, hay diversas actividades que podrían excluir a los que se nieguen. Por ejemplo, hay empresas que ya están barajando la opción de prescindir -o no contratar- a aquellos trabajadores que no hayan sido inmunizados. 

¿Para qué registrarán los nombres?

El objetivo de esta recopilación -según el plan de vacunación- es "registrar los casos de rechazo a la vacunación en el Registro de vacunación, con la finalidad de conocer las posibles razones de reticencia en diferentes grupos de población".

¿Dónde constará?

Este seguimiento forma parte de una de las modificaciones que ya se proponían para las estrategias de vacunación en España. En los 'Criterios de Evaluación para Fundamentar Modificaciones en el Programa de Vacunación en España' adjuntado por Sanidad en la actualización del plan de vacunación, se propone la opción de que, ante la negativa de un paciente a vacunarse quede reflejada "en la historia clínica o registro de vacunación, pudiendo recogerse la negativa firmada del interesado o sus responsables si se considera pertinente".

No obstante, más allá de que los datos correspondientes se compartirán con Bruselas, Sanidad no ha detallado cómo se llevará a cabo ese registro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento