Los expertos que predijeron que la Covid vendría en olas ahora hablan de un "incendio forestal"

Una científica trabaja en un laboratorio de pruebas de detección de la Covid-19 en París, Francia.
Una científica trabaja en un laboratorio de pruebas de detección de la Covid-19 en París, Francia.
EFE

La pasada primavera, un grupo de expertos estadounidense trató de predecir cómo sería el futuro del pandemia de coronavirus. Entonces predijeron que se comportaría como una gripe estacional que se mitigaría en verano antes de llegar con fuerza en una segunda ola, una idea sobre la que ahora están cambiando.

Según explica el epidemiólogo Michael Osterholm en declaraciones a Business Insider, "no hay evidencia de que haya una disminución en los casos, una depresión". Para Osterholm, la pandemia "simplemente va a seguir ardiendo, como un incendio forestal en busca de madera humana para quemar", sostiene.

Osterholm fue uno de los científicos que en abril ayudó a redactar un informe sobre cómo podría ser la segunda ola que llegase en otoño. Si en aquel momento se creyó como el más probable de los tres escenarios posibles, "ahora vemos que no hay olas", ha asegurado.

"En abril, todavía estábamos analizando si se trataba de una pandemia en la que veríamos auténticas olas, con un gran aumento en los casos, luego un valle y luego una segunda ola más grande, como ha sucedido históricamente con otras pandemias de la gripe", ha indicado Osterholm.

Sin embargo, para este epidemiólogo la pandemia actual de la Covid es más como "un incendio a largo plazo", por lo que estamos en medio de "un escenario de quema rápida con picos y valles en diferentes lugares en diferentes momentos".

Osterholm agrega que aunque el SARS-CoV-2 es un virus respiratorio como la gripe, no es estacional. "Este se comporta de manera diferente", apunta.

Rachel Baker, investigadora del Instituto Ambiental de Princeton, explica por qué: "Estamos al comienzo de una pandemia, cuando un nuevo virus está emergiendo en una población que no lo ha tenido antes. La falta de inmunidad de la población se convierte en un factor clave de propagación, y el clima realmente no importa mucho al principio", sostiene esta experta.

Según Baker, "es posible que el coronavirus se asiente en ese patrón estacional clásico con un pico en los meses de invierno" después de dos o tres años, cuando se desarrolle y distribuya una vacuna.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento