Ensalada ligera de pollo con nueces, paso a paso

  • Ensaladas de verano: 3 ingredientes que combinan con todo.
  • Los cachopos de pollo de Chicote que triunfan en Instagram.
Las nueces son especialmente ricas en grasas poliinsaturadas.
Las nueces son especialmente ricas en grasas poliinsaturadas.
Lighthouse

Hay que comer más nueces. Sin duda. Los frutos secos son una fuente de salud y dentro de ellos, las nueces merecen capítulo aparte. La ciencia lo cuenta todos los años: las nueces cuidan de nuestra salud y alargan la vida.

Las dietas ricas en frutos secos, sobre todo aquellas en las que hay nueces, han demostrado tener un papel beneficioso para la salud del corazón. Y hay más: las nueces también ayudan a regular la microbiota intestinal.

La grasa poliinsaturada es un tipo de grasa saludable, que se encuentra en alimentos vegetales y animales. Comer cantidades moderadas de grasa poliinsaturada tiene beneficios para la salud. ¿Y qué alimento es especialmente rico en este tipo de grasa sana? Sí, las nueces.

Todo ésto lo contamos a modo de prólogo de la receta de hoy, que además de rica es sana. Una ensalada, como apetece con estas temperaturas, con nueces y pollo, una carne blanca rica en proteína y baja en grasa.

Ingredientes

  • 350 gr. de pollo (la aburrida pechuga es propicia para ensaladas)
  • Pan rallado
  • Huevo
  • Unos 50 gr. de nueces peladas
  • Lechuga, rúcula, brotes, escarola, canónigos... lo que más nos guste
  • Una manzana en trozos
  • Un puñado de picatostes de pan
  • Una cebolla dulce o cebolleta   
  • Salsa: vinagreta, salsa de mostaza, mayonesa...                                                                                            
  • Opcional: queso en dados
Las nueces, gracias a su alto contenido en fibra, proteínas y grasas saludables, contribuyen a controlar la glucemia.
.
Pixabay

Información práctica

  • Tiempo de elaboración: 10 minutos o 20 si nos toca hacer el pollo.
  • Calorías: 250 o 300 kcal (con pollo ya asado o con pollo frito)

Elaboración

  1. Empezamos con el pollo: lo ideal es usar un pollo ya asado, del que, por ejemplo, hemos separado y troceado las pechugas.
  2. Si no es el caso, cortamos el pollo en pedazos largos y regulares.
  3. Los empanamos y freímos o los freímos sin más (sin empanar).
  4. Los dejamos reposar sobre papel absorbente y reservamos.
  5. Lavamos los brotes que vayamos a usar y cortamos.
  6. Pelamos y cortamos la cebolla o cebolleta.
  7. Mezclamos en la ensaladera la lechuga y brotes con la cebolla y los trozos de manzana (sin pelar).
  8. Colocamos encima el pollo y las nueces troceadas.
  9. Añadimos nuestra salsa.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento