¿Cuánto rato al día deberían estar los niños frente a una pantalla?

  • El oftalmólogo y presidente de la Fundación Ilumináfrica, Enrique Mínguez, apunta que más allá de la fatiga visual, la exposición a las pantallas no perjudica a la salud ocular.
Cómo enseñar a ver la televisión a los niños
Imagen de archivo de un niño frente a la televisión.
THINKSTOCK - Archivo

Según un estudio de Qustodio, plataforma de seguridad y bienestar digital para familias, el tiempo que los menores va a estar frente a las pantallas durante estos días va a aumentar hasta un 50%. De hecho, en Italia, las visitas de los niños a sitios web y el tiempo dedicado a las ‘apps’ móviles ya se han disparado ya hasta el 71% con el recrudecimiento de la crisis.

Una circunstancia nada anómala, pues televisiones, móviles, ordenadores y ‘tablets’ son un buen aliado para llenar alguna que otra hora en la que el aburrimiento se apodera de los más pequeños de la casa. Sobre el uso recomendado que hacer de estos dispositivos sin que puedan afectar a la salud visual de la familia, el oftalmólogo y presidente de la Fundación Ilumináfrica, Enrique Mínguez, lo explica claro: “Existe mucha desinformación, pero lo cierto es que no hay ninguna evidencia científica sólida que demuestre que una pantalla normal, que ha seguido todos los controles de calidad, provoque ningún daño ocular”. “Lo que sí sabemos es que estar mucho tiempo delante de una pantalla produce una disminución de la frecuencia del parpadeo, sistema que tiene el ojo para extender las lágrimas y mantenerse húmedo. Si se está mucho tiempo frente a una pantalla, se puede dar fatiga visual, pues el ojo se seca y puede provocar molestias”.

Para evitar molestias, este especialista recomienda hacer descansos cada dos horas, intercambiando actividades que requieran un esfuerzo de vista corta y vista larga. “No hay que alarmar a los padres, no importa si los niños consumen más frente a una pantalla que lo habitual. Si conviene descansar cada cierto tiempo, mirar por la ventana un rato o salir a la terraza, para que el ojo no solo trabaje de cerca”.

“Hay que asegurarse que la iluminación sea buena y que las gafas sean acordes a las necesidades de cada persona -si se padece miopía o hipermetropía-, pero las pantallas no suponen un riesgo mayor”, -recalca-. “Lo único que se ha comprobado es que la utilización de los ojos en la visión de cerca ha aumentado los casos de miopía, pues genéticamente los ojos no estaban preparados para ver de cerca tanto tiempo y tienen que hacer un esfuerzo acomodativo”.

Asistencia telemática

Como presidente de la Fundación Ilumináfrica, organización zaragozana sin ánimo de lucro que trata de contribuir a que las personas de los países en vías de desarrollo con déficit visuales evitables o tratable, Mínguez explica que han tenido que paralizar todas sus actividades en el continente africano hasta que la situación mejore. Incluso una de sus cooperantes permanece todavía en Camerún. “Aprovecho para comentar que si la infección se desarrolla allí puede ser tremendo, porque los sistemas de salud allí son mucho más precarios”.

Aunque han paralizado allí su actividad, desde aquí han aportado su granito de arena y han organizado a una parte de sus especialistas para que atiendan, por correo electrónico o teléfono, las consultas oftalmológicas que puedan surgir a los ciudadanos. “Las consultas no están trabajando salvo urgencias, por lo que si alguien tiene una preocupación puntual, o lleva un tratamiento y no sabe si continuar o no, puede contactar con nosotros a través de iluminafrica@gmail.com”, concluye Mínguez.

¿Quieres recibir más consejos y planes para hacer con niños? Apúntate y te enviaremos nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento