¿Conviene pasar tiempo a solas? Así te beneficia desconectar de los demás

  • Estar solos permite desarrollar la propia personalidad, recargar pilas y ayuda a manejar las emociones.
  • Un estudio de la Universidad de Durham afirmó que el 80% de los encuestados prefería descansar en soledad.
La zona comercial está ya en las entrañas del aeropuerto, lejos del lugar en el que nos hemos despedido de familiares y amigos. Esta soledad que normalmente tenemos en viajes de una o dos personas nos impulsa a ojear las tiendas, aumentando las posibilidades de comprar algo.
Una mujer que viaja sola.
Pixabay/JESHOOTS-com

Ya en el siglo IV antes de Cristo, el filósofo Aristóteles señaló que necesitamos de los otros para sobrevivir al afirmar que “el ser humano es un ser social por naturaleza, y el insocial por naturaleza y no por azar o es mal humano o más que humano”. Sin embargo, pasar tiempo a solas y aprender a valorar esos momentos que pasamos con nosotros mismos es una práctica que puede reportar numerosos beneficios tanto para la mente como a nivel físico.

Cultivar la afición de estar a solas - aunque sea unas cuantas horas a la semana- puede desarrollar la propia personalidad, el sentido de uno mismo y los intereses verdaderos, además de sumar instantes para recargar pilas y ayudarnos a manejar las emociones y experiencias negativas como la ansiedad o el estrés.

De hecho, investigadores de la Universidad de Durham, en colaboración con la BBC, realizaron una encuesta entre 18.000 personas de 134 países para analizar sus hábitos de descanso. Algunas de las actividades elegidas fueron leer (58%), estar en contacto con la naturaleza (50%), no hacer nada (40%), salir a caminar (40%) y ver la televisión (37%). Eso sí, la inmensa mayoría (un 80%) afirmó que la mejor manera de descansar era estando solos.

Por lo tanto, una prueba indiscutible de que tener amigos y disfrutar de las personas que más queremos resulta necesario pero también de que gozar de la soledad puede generar grandes satisfacciones para nuestro desarrollo personal y bienestar. Los expertos señalan algunas de las más importantes:

Conocerse mejor

Pasar tiempo a solas nos ayuda a saber cómo nos sentimos, reflexionar sobre las cosas que nos han pasado y descubrir hacia dónde queremos evolucionar. En esos momentos nuestra identidad se fortalece porque no tenemos influencia de terceros en nuestra personalidad.

Fomenta la autonomía

En soledad aprendemos a valernos por nosotros mismos y hacer cosas que en compañía de otros quizás evitaríamos o delegaríamos por costumbre. Esto eleva la autoestima y la confianza en uno mismo.

Abre nuevos horizontes

Hacer un viaje solo o apuntarse a alguna actividad por cuenta propia, por ejemplo, puede convertirse en una maravillosa oportunidad para entablar conversaciones con otras personas fuera de nuestro entorno y descubrir nuevos puntos de vista.

Permite nuevas aficiones y que aflore la creatividad

Dedicarse periodos a uno mismo ofrece la posibilidad de descubrir nuevas aficiones o hacer cosas por las que nunca nos decantaríamos cuando estamos con nuestro entorno habitual. Estar solo permite que el cerebro juegue y aflore la creatividad.

Mejora las relaciones con terceros

Un tiempo a solas supone la mejor de las terapias para reflexionar sobre los que tenemos cerca y el papel que representa (o no representa) cada persona en nuestra vida.

Aumenta la productividad

Cuando no hay distracciones e interrupciones, uno es capaz de concentrarse mejor, lo que conlleva más trabajo realizado en la menor cantidad de tiempo.

Mejora nuestro estado de ánimo

Si pasamos por un momento difícil, alejarse de las críticas de los demás o de comentarios hirientes, saca los malos pensamientos de la cabeza. Esto nos ayuda, de paso, a lidiar con el estrés o la ansiedad que esto puede provocarnos.

Desconecta mente y cuerpo

Sin distracciones externas, el cerebro puede activar el modo ‘pause’ para revitalizar la mente y el cuerpo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento