Los coches más antiguos, en el punto de mira del Plan Renove 2020

Los vehículos antiguos "son los verdaderos responsables" del deterioro de la calidad del aire y del impacto sobre el cambio climático.
Los vehículos antiguos "son los verdaderos responsables" del deterioro de la calidad del aire y del impacto sobre el cambio climático.
Freepik

Los vehículos con motor de sistema de propulsión de combustible tienen los días contados. Estos modelos van a dejar de recibir subvención o de ser beneficiarios, como antaño, de los planes Renove nacionales y autonómicos. La movilidad eléctrica será, a partir de ahora, la que reciba la mayoría de estas ayudas.

A pocos días de que se celebre el debate de investidura y se resuelva el bloqueo político del país, muchas son las fuentes que han ido anunciando lo que sucedería finalmente con el ya habitual Plan Renove. Y según las últimas declaraciones de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, la gran mayoría de la aportación económica al presupuesto del Renove vendrá del impuesto al diésel.

Se espera que con el gravamen que ya se aplica desde los primeros días del año a los que reposten su coche con combustible diésel (está considerado más contaminante y con más emisiones que la gasolina pese al gran impulso que se le dio en años pasados) se recauden unos 670 millones de ellos.

De este total, se destinará un 30% (en números, más de 200 millones) a la renovación de los coches más contaminantes del parque automovilístico español por modelos eléctricos o ecológicos.

Además, las familias con menos ingresos económicos que necesiten un coche tendrán prioridad para acceder a las ayudas para la compra de vehículos no contaminantes. Con el presupuesto previsto por el Gobierno, se podrían llegar a matricular 36.000 vehículos nuevos. Ahora solo queda esperar a conocer la fecha exacta en la que este Plan Renove se haga realidad. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento