¡Cuidado con el parabrisas! Estas son las multas que te pueden poner por su culpa... ahora que llegan las lluvias

Cada determinado tiempo hay que retirar las escobillas del brazo plástico y eliminar el p0lvo.
Gracias al limpiaparabrisas podemos tener gran visibilidad cuando conducimos.
Freepik

Aunque al volante hay una serie de infracciones que todos conocemos –y evitamos–, como el exceso de velocidad o circular con los neumáticos con poca presión, existen otras sanciones curiosas que nos pueden pillar por sorpresa. Este es el caso de las relacionadas con el parabrisas y, por tanto, la correcta visibilidad desde el vehículo: todas estas multas son objeto de hasta 200 euros de penalización, sin retirada de puntos del carné. Pero, ¿cuáles son los motivos que pueden llevar a la autoridad a pararnos por el mal estado del cristal delantero del vehículo?

Multas por culpa del parabrisas

  1. En mal estado. Si el cristal presenta grietas, arañazos o cualquier rotura que las autoridades consideren que puede dificultar la visibilidad o desviar la atención, el dueño de dicho vehículo recibirá una sanción. Por eso, es importante revisar todos los desperfectos antes de salir a la carretera.
  2. Demasiado sucio. Sí, puede que no lo supieses, pero si tu vehículo tiene un exceso de suciedad, sobre todo el parabrisas, puedes ganarte más de una multa. No hay que perder de vista que una acumulación de suciedad en este cristal no nos permitirá tener la visibilidad necesaria para asegurar nuestra seguridad y la del resto de usuarios en la carretera.
  3. La pegatina de la ITV mal puesta. Pasar la ITV no nos libra de muchas de las sanciones que las autoridades de tráfico nos pueden poner. De hecho, pegar la etiqueta que certifica que nuestro coche la ha pasado en donde no corresponde puede ser un motivo más que suficiente. Por si acaso, te recordamos que debes situar siempre la pegatina en el ángulo superior derecho del parabrisas.
  4. Soportes o carteles pegados al cristal. Ni un apoyo para el GPS o el móvil ni el típico cartel de "se vende". El parabrisas debe estar completamente despejado si no queremos ganarnos una multa. No hay que olvidar que la falta de visibilidad implica sanción.
  5. Apostar por los cristales tintados. Utilizar láminas adhesivas o cortinillas traseras, cargando toda la visibilidad en el parabrisas o usar vidrios tintados no homologados en la parte delantera del vehículo son dos de los comportamientos que también puede venir acompañados de multa. Y es que, hay que tener muy clara cuál es la normativa de las lunas pintadas para no caer en el error.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento