Invertir o no en un coche con GPS integrado, he ahí la cuestión

Una de las principales ventajas de esta opción es que no requiere de la instalación de nuevos accesorios como soportes o cables, algo que aporta ligereza al salpicadero del vehículo.
Una de las principales ventajas de esta opción es que no requiere de la instalación de nuevos accesorios como soportes o cables, algo que aporta ligereza al salpicadero del vehículo.
Freepik

Se acabaron aquellos tiempos en los que desplazarse con el coche significaba cargar con grandes mapas en los que mirar las carreteras por las que se debía conducir. Ahora, gracias a los satélites y a la tecnología del GPS, llegar al destino es mucho más sencillo, aunque hay quienes dudan de la fiabilidad de sus instrucciones. Pese a que las discusiones por equivocarse de camino no se han extinguido con la llegada de esta innovación, la tarea de encontrar el mejor camino se ha facilitado. Hoy en día casi todos los teléfonos móviles cuentan con la opción de navegación por lo que muchos conductores optan por colocar un soporte en el salpicadero del coche donde colocar el teléfono, o bien, un GPS portátiles.

Sin embargo, cada día son más los concesionarios y marcas que ofrecen como posible prestación la instalación de un GPS integrado. Este equipamiento, normalmente, no suele incluirse de serie, por lo que es necesario una inversión extra para contar con esta tecnología. ¿Merece la pena el desembolso?

Una de las principales ventajas de esta opción es que no requiere de la instalación de nuevos accesorios como soportes o cables, algo que aporta ligereza al salpicadero del vehículo. Además, el sistema de navegación integrado dispone de opciones de alertas como gasolineras cercanas, restaurantes y otros puntos de interés. Los más desarrollados, incluso, avisan al conductor de las gasolineras si el coche se encuentra en reserva. Respecto a su visibilidad, es el más visible de todo el mercado, lo que asegura que el conductor no aparte la vista de la carretera y garantiza la seguridad, una de las características más buscadas en el coche perfecto. Algunos también proyectan sus indicaciones sobre la luna delantera. Por último, las posibilidades de personalización de volumen y el nulo gasto de la tarifa de datos son otros de los beneficios de este tipo de GPS.

Sin embargo, como en cualquier aspecto, también tiene aspectos negativos, por lo que la decisión depende de las necesidades de cada persona. Este sistema no se podrá usar fuera del propio vehículo (como peatones o en otros coches) y sus averías y actualizaciones suelen suponen un mayor desembolso económico al ser características tecnológicas. También hay modelos que permiten ver en lo que se proyecta en el móvil en la pantalla táctil del vehículo, lo que supone un paso intermedio entre el móvil en el soporte y el GPS integrado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento