Crisis de la listeriosis: Tres muertos, cinco abortos, 204 afectados y muchas sombras

  • Tanto el Ayuntamiento de Sevilla como la Junta de Andalucía han intercambiado reproches por la gestión.
  • Magrudis apunta a un informe externo que niega la contaminación por listeria antes del envasado.
Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde permanecen ingresados varios infectados por listeriosis.
Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde permanecen ingresados varios infectados por listeriosis.
EFE/José Manuel Vidal

El brote de listeriosis ha provocado hasta el momento la muerte de tres personas, dos de ellas mayores de 70 años con patologías previas graves, y una mayor de 90 años, así como cinco abortos y 204 casos confirmados de personas que padecen esta enfermedad. Pero ha dejado, además, grandes sombras en la gestión, donde el Ayuntamiento de Sevilla y la Junta de Andalucía no han dejado de hacerse reproches mutuos y la empresa afectada, Magrudis, señala un informe que certificaba la ausencia de listeria en su carne mechada.

El Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes) del Ministerio de Sanidad ha informado este viernes de la tercera muerte de una persona que había consumido alguno de los productos contaminados. Se trata de un hombre de 72 años, enfermo terminal de cáncer de páncreas, que tenía la misma cepa del brote de la carne contaminada de la fábrica Magrudis de Sevilla, según ha señalado la Junta de Andalucía.

Hasta el momento se conocían la muerte de una anciana de 90 años ingresada en el hospital Virgen del Rocío de la ciudad de Sevilla y la de otra mujer, de 74 años, que permanecía en el mismo centro sanitario.

Cinco abortos confirmados

Por otra parte, dos nuevos abortos en Andalucía y uno en Madrid han elevado a cinco los casos producidos por el brote de listeriosis. La Junta de Andalucía ha confirmado este viernes el aborto sufrido por dos mujeres embarazadas de 8 y 32 semanas ingresadas en los hospitales sevillanos de Virgen Macarena y Virgen del Rocío. Y una mujer embarazada, que consumió carne objeto de la alerta en Andalucía y estaba ingresada en un hospital de Madrid, ha sufrido un aborto por el brote de listeriosis durante el primer trimestre de gestación, según ha informado la Dirección General de Salud Pública.

El Ccaes ha señalado que siguen siendo 204 los casos confirmados por la bacteria de la listeria, 197 de ellos en Andalucía, la mayoría de los casos en Sevilla (162). También hay casos confirmados en Cádiz (10), Granada (4), Huelva (17) y Málaga (4). El 58% de los casos son mujeres, 31 de ellas en estado de gestación. El 25% de los casos tienen 65 años o más, sin apenas diferencias por sexo (24 hombres y 25 mujeres).

En el resto de las comunidades se han registrado 4 casos confirmados por laboratorio (uno en Aragón, uno en Castilla y León, uno en Extremadura y una gestante de 8 semanas en Madrid en la que se ha producido un aborto). Y tres casos confirmados por vínculo epidemiológico (uno en Extremadura y dos en Aragón), es decir, todo caso sospechoso que no se ha estudiado en laboratorio pero ha estado en contacto con la carne.

Intercambio de reproches entre la Junta y el Ayuntamiento

A la gravedad del caso hay que sumar la actuación del Ayuntamiento de Sevilla y la Junta de Andalucía, gobernados por el PSOE y PP, respectivamente, que desde el primer momento se han vertido acusaciones mutuas: primero por el retraso en comunicar el brote por parte del Ayuntamiento y luego por su posterior retirada ordenada por la Junta.

El mismo consejero de Sanidad admitió la semana pasada que "hubo dos o tres días de desfase" en la detección del brote. La misma ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha criticado de forma velada a la Junta al declarar que "evidentemente ha fallado algún procedimiento". Posteriormente, el propio presidente andaluz reconoció que la gestión de la comunicación no estuvo "de lo más acertado".

Por su parte, Magrudis, la empresa que ha originado el brote, ocultó a las autoridades la lista completa de productos que elaboraba y vendía y sobre los que también existía la sospecha de listeria. Fue una cadena de supermercados la que notificó el listado a la Junta, que recriminó a su vez al consistorio que no les hubieran informado del resto de productos pese al intercambio de correos mantenida durante varios días.

A la falta de coordinación se suma la actividad de Magrudis sin licencia, que deben emitir primero las autoridades municipales y posteriormente darse de alta en el registro de la Junta. En un comunicado, el Ayuntamiento ha informado de que Magrudis se dio de alta en el Registro General Sanitario de empresas alimentarias y alimentos de la Junta de Andalucía en el año 2015 "sin contar con la documentación correspondiente y necesaria por parte del Ayuntamiento de Sevilla".

Magrudis se defiende

Aunque reconoce la contaminación por listeria en una mechadora, asegura desconocer donde está el foco. No obstante, las investigaciones preliminares del Laboratorio Municipal de Sevilla apuntan también a un carro de horneado. El gerente de la empresa defiende que cuentan con tratamiento térmico tanto después de mechar la carne como tras pasar por los carros del horno. Asegura, además, contar con la certificación de calidad ISO 90001, que se implantó el 23 de mayo de este año. Mientras la búsqueda de culpables se intensifica, también lo hace esta crisis alimentaria.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento