Bolsas para fruta y verdura
Bolsas para fruta y verdura  USAR Y REUSAR

Que el plástico se ha convertido en uno de los grandes problemas medioambientales del planeta no es ninguna exageración. Un dato para hacerse una idea de la situación: se calcula que en 2050 el plástico en el mar superará en peso al de todos los peces del planeta. Y no solo toneladas de plástico acaban en el mar, sino que cada persona ingerimos por año 50.000 partículas de ese plástico y respiramos una cantidad similar.

Aunque es evidente que las grandes medidas para paliar y revertir esta situación pasan por los gobiernos y las grandes empresas, lo cierto es que desde casa también podemos hacer muchas cosas. Desde dejar de comprar alimentos con envases innecesarios hasta crear nuevos hábitos para utilizar menos plástico en el hogar.

Por eso hemos pedido a las responsables de Usar y Reusar -una compañía experta en buscar alternativas a los pláticos de uso más habitual- que nos den algunos consejos para casa. De hecho, Yve Ramírez acaba de publicar Residuo cero, un libro lleno de buenas ideas para empezar a cambiar las cosas desde casa.

¿Cómo? Aquí algunas de sus propuestas.

Botellas reutilizables

Si aún no tienes una botella reutilizable es el momento de hacerse con una y olvidarse de esas botellitas de plástico envueltas con más plástico en packs de 6. Son perfectas para llevar a la playa, el trabajo, el cole de los niños, gimnasio... Y, además, son termo y aguantan el frío y el calor para bebidas calientes. Beber agua del grifo -filtrada si vives en una ciudad donde el sabor no acaba de ser bueno- nos evitará tener que comprar botellas grandes.

Comprar a granel

Aunque parecía que estos locales de venta a granel estaban al borde de la extinción, hace ya unos años que reaparecieron para convertirse en una alternativa muy interesante para comprar legumbres, arroz, frutos secos, especias y muchísimos otros productos que solemos buscar en el supermercado. No solo reducimos plásticos, sino que podemos comprar justo la cantidad que necesitamos y encontrar alimentos de mejor calidad.

Bolsas de fruta, verdura, granos y tuppers propios

Ya hace tiempo que empezamos a usar bolsas de la compra reutilizables, pero podemos ir más allá llevando también nuestras propias bolsas para la fruta y verdura. También podemos usar bolsas de tela especiales para granos cuando compremos a granel. Hemos comprobado que ni siquiera en los supermercados nos ponen mala cara al ver nuestras bolsas. Al contrario, les hace gracia y celebran la iniciativa. Lo mismo pasa si llevamos nuestros propios tuppers o envases a la carnicería o pescadería.

Envoltorios reutilizables

Solemos utilizar papel film o de aluminio para casi todo: envolver bocadillos, tapar envases, incluso para guardar media cebolla en el frigorífico. Los envoltorios con cera de abeja son una alternativa sostenible y muy interesante. Podemos envolver o tapar lo que queramos, y solo con el calor de las manos podemos moldearlos y ajustarlos a cualquier recipiente o alimento.

Bolsas de silicona

Estas bolsas pueden sustituir a las bolsas de congelado, pero también podemos usarlas para guardar alimentos en el frigorífico. Ocupan mucho menos espacio que un tupper y pesan menos si los llevamos de picnic, al colegio o al trabajo. Por si fuera poco, con las bolsas de silicona también se puede envasar al vacío, cocinar en papillote y, por supuesto, calentar al microondas.

Pajitas de acero inoxidable, bambú o cristal

Nos horrorizamos cuando supimos la cantidad de pajitas de plástico que se desechan. Solo en Estados Unidos se consumen 500 millones de pajitas cada día. Algunas cadenas ya han dejado de utilizarlas y nosotros podemos hacer lo mismo en casa. Ahora podemos encontrar pajitas de aluminio, bambú o cristal que podemos usar una y otra vez. Un pequeño gesto que mejoraría mucho las cosas.

Picnics sostenibles

Podemos ir de picnic sin llevar ni un solo plástico. Los cubiertos de bambú son resistentes, reutilizables y tienen una textura muy agradable. También podemos usar los de aluminio que tenemos en casa. Podemos encontrar vasos y platos hechos con materiales sostenibles, usar bolsas de silicona para transportar los alimentos y botellas de aluminio para las bebidas.

Envoltorios para bocadillos

Si sustituimos el papel film o de aluminio para envolver los bocatas también ayudamos a disminuir la producción de plástico. Ahora podemos encontrar un montón de envases para llevar los bocadillos que, además de reutilizables y cómodos, son muy bonitos. Se usan, se lavan y vuelta a empezar.

Evitar alimentos enlatados o envasados en plástico

En el supermercado a veces es muy complicado evitar latas y plásticos, pero otras veces tenemos alternativas en tarros o envases de cristal. Algunos comerciantes o empresas pequeñas incluso promueven recuperar los envases para volver a utilizarlos.