Carretera
Las maniobras en carretera deben garantizar la seguridad.  Freepik

Hasta 400 euros de multa y la pérdida de cuatro puntos del carnet. Esa es la sanción que conlleva adelantar en línea continua. Aunque no está entre las infracciones más frecuentes, esta acción, además de estar prohibida, supone un peligro tanto para los ocupantes del vehículo infractor como para el resto de usuarios de la carretera. Estas señales visuales se emplean en tramos de máxima siniestralidad y en zonas donde existe escasa visibilidad para los adelantamientos (que deben efectuarse por la izquierda, salvo en algunos casos) De hecho, las líneas que sí que permiten el adelantamiento son discontinuas y se encuentran en vías, sobre todo autopistas y autovías, donde esta acción es segura.

Los problemas llegan cuando se circula por carreteras secundarias que disponen de un solo carril para cada sentido. En estos casos, el adelantamiento dependerá de la visibilidad de la zona, ya que si no se corre el riesgo (potenciado por el exceso de velocidad) de provocar una colisión frontal.  Sin embargo, hay determinados casos en los que se puede adelantar en línea continua sin que conlleve una multa de tráfico.

  • Vehículos inmovilizados. Cuando se circula por las carreteras, es más que probable, y más de cara al verano con las averías más frecuentes , encontrarse con un coche inmovilizado a un lado o en medio de la calzada porque ha sufrido algún percance. Entonces se puede rebasar al automóvil (dejando la distancia de seguridad correspondiente), siempre y cuando la maniobra sea segura y la inmovilización no sea impuesta por necesidades del tráfico.
  • Obstáculos en la carretera. Igual que en el caso anterior, hay ocasiones en las que la carretera queda invadida por piedras, cargas extraviadas u otro tipo de obstáculos. En este caso, se podrá pisar la línea continua para evitarlo.
  • Para adelantar a bicicletas. En esta ocasión,se debe dejar un mínimo de 1,5 metros de separación lateral al adelantar o, de lo contrario, se podría recibir una infracción grave con 200 euros de multa.Aún así, hay que abogar por una buena convivencia en la carretera entre coches y ciclistas
  • Ciclomotores. En este caso, y aunque tienen más potencia que la bicicleta, se debe respetar el mismo mínimo en la distancia de seguridad. En ambos casos, los conductores o ciclistas deben facilitar la maniobra.