¿Hay vida más allá de los coches eléctricos?
El objetivo de Skoda es lograr un crecimiento en el segmento de eléctricos con la madurez de su gama. Pixabay

El director general de Skoda en España, Fidel Jiménez de Parga, ha reclamado que, si se quiere renovar el parque automovilístico y reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2), no solo hay que apostar por el coche eléctrico, sino también por los motores de combustión que cumplen con las últimas normativas.

"Hay que clarificar hacia dónde vamos y hacer una renovación del mercado de automoción, que es muy antiguo. No solo hay que apostar por el coche eléctrico, sino por la renovación del parque. Es aquí donde podemos conseguir importantes mejoras en reducir los niveles de CO2", asegura Jiménez de Parga en una entrevista concedida a Europa Press en el marco del Automobile Barcelona.

En este sentido, el directivo defiende que el diésel "aún tiene recorrido". En su opinión, para el año 2030 gran parte de las ventas serán de vehículos de combustión, ya que solo el 30/35% corresponderá a matriculaciones de automóviles eléctricos. "Los diésel (actuales) son muy eficientes y consumen la décima parte que un coche de hace diez años", apunta.

2020, año clave

El directivo considerado que 2020 será el año clave para el impulso de la electrificación. Para dicha fecha, Skoda contará en su cartera de producto con dos modelos 100% eléctricos y dos híbridos enchufables. "El mercado de eléctricos puros e híbridos enchufables se mueve en torno a 10.000 unidades y estamos hablando que en dos o tres años se puede multiplicar por seis u ocho", argumenta.

Según Jiménez de Parga, el objetivo de Skoda en España es lograr un crecimiento en el segmento de eléctricos con la madurez de su gama y aspira, aunque sin fecha, a una cuota de mercado que esté por encima del 3%.

Por otro lado, el directivo asegura que la entrada en vigor del WLTP (el 1 de septiembre de 2018) no provocó un impacto muy importante sobre las ventas la firma checa en el mercado español. "Conseguimos mantener nuestra velocidad de crucero y esperamos que este año sea igual. Hubo algunas restricciones en cuanto a producción de motores, pero fue más un problema de demanda que de producción", indica.

El directivo señala que Skoda tiene "mucho margen de mejora" en España, sobre todo con la llegada de los nuevos Scala y Kamiq, que le darán a la marca una presencia del 85% en el territorio nacional. "El Kamiq va a ocupar el espacio del segmento (todocaminos compactos) que crece a mayor ritmo y que será líder del mercado nacional en el corto plazo", indica.

Por su parte, el máximo responsable de Skoda en España opina que un Gobierno con las "ideas claras" en el corto plazo despejaría la "incertidumbre" que rodea al mercado de turismos y todoterrenos, que en abril volvió a la senda de crecimiento después de siete meses a la baja. "Todo dependerá de las medidas económicas y el apoyo que brinde el nuevo Ejecutivo al sector de automoción", sentencia.