Coche eléctrico: cinco trucos para alargar la autonomía y la vida útil de las baterías
Es recomendable que la batería no llegue a descargarse por completo.  Pixabay

Los coches eléctricos son los coches del presente y del futuro y los números lo confirman. En lo que llevamos de año la venta de coches ha caído en picado, pero si nos centramos en los eléctricos han registrado un crecimiento de más de 133% en España, es decir, más del doble que el año anterior, según los datos proporcionados por Aedive y Ganvam.

Aunque las cifras reflejan un gran crecimiento de los coches ecológicos, siguen siendo numerosas las dudas que se generan entre los usuarios y futuros comprados. Entre ellas destaca la autonomía y la fiabilidad de las baterías.

Las baterías son el acumulador de energía donde se almacena la electricidad que será transmitida al motor eléctrico para el funcionamiento del vehículo. ¿Cuánto dura la batería de un coche eléctrico? De media, la mayoría de las baterías admiten, aproximadamente, hasta 3.000 ciclos de carga completos, lo que puede equivaler a más de ocho años de vida útil si se llega a gastar y recargar a diario. En cuanto a la autonomía, la mayoría de modelos disponibles a día de hoy en el mercado aguantan una media de 200 kilómetros con una sola carga.

Aunque cada vez se producen vehículos eléctricos con baterías más potentes y con mayor autonomía, es recomendable que no lleguen a descargarse por completo ya que podría empeorar la resistencia de la batería. Desde RACE dan una serie de consejos para alargar tanto la autonomía como la vida útil  de las baterías:

  • A las baterías les gusta la ciudad, en el entorno urbano la autonomía es mayor.
  • Acelera con suavidad para no adelantar el desgaste innecesario de la batería.
  • Si tu coche tiene modos de conducción, elige el que favorece una conducción más ecológica.
  • Cuanto más utilices el sistema de retención del vehículo para frenar, mayor autonomía tendrás porque ayudarás a recargar la batería: anticipa las paradas levantando el pie del acelerador o deja rodar el vehículo en una calle cuesta abajo.
  • Si tienes la opción, conecta el climatizador cuando el vehículo esté cargando. Si inicias la conducción con el habitáculo a la temperatura deseada, evitarás que la calefacción o el aire acondicionado reduzcan la capacidad de la batería.