¿Por qué no se venden coches en España?
El Nissan LEAF es uno de los líderes del mercado en España de vehículos eléctricos. Nissan

Comprar un coche nuevo es una decisión que requiere de tiempo y, sobre todo, capacidad económica. A pesar de que hay distintos tipos de ayudas disponibles para afrontar este desembolso, parece que la matriculación de nuevos vehículos se ha estancado en España, después de que las ventas de turismos y todoterrenos cayeran un 8,8% el pasado mes de febrero.

En total, el segundo mes del año se matricularon 100.701 nuevos vehículos, acumulando seis meses consecutivos en caída. En lo que va de curso, las ventas han descendido un 8,4% hasta las 194.247 unidades.

El estado actual del mercado automovilístico español ya no es algo excepcional, tras medio año de constantes bajadas, coincidiendo con la entrada en vigor del nuevo ciclo de homologación de consumos y emisiones WLTP, que derivó en notables aumentos durante los meses de julio y agosto.

La incertidumbre en relación al futuro más inmediato del diésel, el creciente interés acerca de los coches eléctricos e híbridos o la confusión entre los consumidores son los tres principales motivos por los que muchos españoles deciden retrasar la decisión final sobre la compra de su nuevo coche.

Con la nueva caída el pasado mes de febrero, España fue, junto a Italia, el único país entre los cinco más importantes de Europa que registró caídas en sus volúmenes de matriculaciones. En Italia, las ventas de coches se situaron en 177.825 unidades en el segundo mes del curso, lo que se traduce en un descenso del 2,4% frente a febrero de 2018, y en 343.010 unidades en el acumulado, un 4,8% menos.

En otros países como Alemania, el mercado automovilístico se recuperó el segundo mes del año con 268.867 vehículos matriculados, un 2,7% más que en el mismo mes de 2018, tras una caída del 1,4% en enero.