Los mejores modelos eléctricos para decir adiós al diésel
Los modelos cuentan con mapas propios que localizan las electrolineras más cercanas para comodidad del conductor. Unsplash

Los eléctricos se van haciendo poco a poco hueco en el mercado español. Y no es de extrañar, pues sus ventajas frente a los modelos convencionales seducen cada vez a más conductores. El coste de kilómetro es inferior, su uso no contamina, tienen beneficios fiscales y su mantenimiento es más barato (aunque la inversión inicial sea mejor), pero, ¿es fácil dar con un modelo que se adapte a nuestra forma de conducción?

Para elegir el mejor coche eléctrico es fundamental estar al día de las novedades de un mercado que no deja de crecer, pues, aunque la cifra de venta de estos vehículos en España es pequeña en comparación con el total, el crecimiento anual en 2018 fue de un 41% en comparación con enero de 2017, según datos de Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones. Así, cada vez hay más modelos (y mejores) capaces de adaptarse a las exigencias de los conductores que apuestan por lo ecológico, tanto en precio, como en autonomía o tiempo de carga. ¿Ya conoce cuáles son los modelos que más están dando de qué hablar en los últimos meses?

Los mejores coches eléctricos del mercado

  • Tesla Model S. Aunque para este 2019 se espera la llegada del Model 3 (una elegante berlina de diseño dinámico y una gran autonomía, con batería de 75 kWh), el S sigue siendo uno de los vehículos eléctricos favoritos. Destacan entre sus prestaciones el motor dual, el sistema de iluminación adaptable al trayecto, su capacidad para acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 2,7 segundos o su autonomía que, aunque depende de factores externos, puede aguantar casi 600 kilómetros por carga.
  • Mercedes-Benz EQC. El primer eléctrico de la marca tiene una autonomía máxima de 450 kilómetros y una aceleración de 0 a 100 km7h en poco más de 5 segundos. Dos buenas cartas de presentación a las que se suman sus cinco modos de conducción, su sistema multimedia con funciones de información y entretenimiento o su red de búsqueda de estaciones de carga más cercanas.
  • Audi e-Tron. Con un sistema de recarga innovador que permite disfrutar de la máxima potencia, una conectividad sin precedentes y una elección de materiales y acabados de alta calidad, el 100% de Audi ha conseguido conquistar al público más exigente. Sus dos motores eléctricos lo propulsan de 0 a 100 km/h y su innovador sistema de tracción le permite tener un mayor control de cada movimiento.
  • Volkswagen e-Golf. Es el modelo de siempre, pero con los añadidos que solo un eléctrico puede dar: una autonomía de hasta 300 kilómetros y un motor silencioso de 136 CV que no contamina. Este coche compacto 100% eléctrico tiene tres modos de conducción: el normal (para disponer de toda la potencia), el eco (con velocidad límite de 120 km/h) y rango (para priorizar la autonomía). Destaca su interior, que ha sido diseñado con toda la atención: con luz ambiental en tonos azules o un sistema de navegación propio, entre otras prestaciones.
  • Renault Zoe. Con una autonomía de hasta 300 kilómetros reales, con este modelo la casa francesa ha dado un paso más allá: han desarrollado un innovador sistema capaz de recuperar la energía durante las desaceleraciones y frenadas. Además, la carrocería de este utilitario, que se encuentra entre los eléctricos más vendidos de Europa, está disponible en atractivos colores y con alta tecnología integrada, como la cámara trasera o los sensores de luz y lluvia.
  • Hyundai Ioniq. Aunque no es uno de los modelos que más autonomía tiene del mercado, sí destaca por su eficiencia, fruto de la larga experiencia de la marca con los coches eléctricos. Su batería tarda en recargarse algo más de cuatro horas en una toma de corriente convencional y sus acabados exteriores o interiores son inmejorables, destacando la alta tecnología de navegación con la que cuenta.