Cómo evitar errores durante mi primera vez... en la ITV

El inspector valora diferentes aspectos del coche, desde el motor hasta la tensión delos cinturones de seguridad.
El inspector valora diferentes aspectos del coche, desde el motor hasta la tensión delos cinturones de seguridad.
Freepik

Después de haber aprobado el nuevo examen teórico del carné de conducir (y también el práctico, por supuesto), parece que se han superado todos los retos habidos y por haber: por fin estás preparado para la conducción. Sin embargo, cuando llega el momento de pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), las inseguridades la volante vuelven, y muchos piensan que no están preparados para colocar el coche en el tren de pruebas y empezar a demostrar que conocen todos los pilotos del coche, saben encender las luces y, por supuesto, que paran los limpiaparabrisas a la primera (sin activar antes dos modos distintos). Por eso, lo mejor es revisar los elementos que no escapan a los ojos de los inspectores y conocer, paso a paso, cómo se realiza esta operación rutinaria.

Paso a paso: cómo superar la ITV sin morir en el intento

  • Lo primero, pagar. Nada más llegar al centro de la ITV, hay que acercarse a la caseta de administración y realizar el pago previo a la inspección. Antes de hacerlo, la persona encargada solicitará la documentación que siempre hay que llevar en el coche.
  • Comienza la inspección. Un auxiliar o un inspector revisará el exterior del coche, haciendo especial hincapié en el parabrisas, pues es el campo de visión del conductor y uno de los elementos más importantes para salvaguardar la seguridad. De hecho, un chinazo en el cristal puede llevar a suponer una falta grave.
  • El turno de las luces. Es el apartado de la revisión en el que más fallos se producen, ya que un defecto pequeño en alguno de los focos puede ser una leve.
  • En el interior. Un coche limpio y bien cuidado siempre va a dar mejor sensación, además de facilitar el trabajo a los inspectores, que se asegurarán del estado de los cinturones, los airbags y los limpiaparabrisas.
  • Acelerador, humo y frenos. Después de la primera parte, habrá que avanzar el coche hacia unos rodillos para realizar la prueba de emisiones, para la cual hay que acelerar el vehículo y ver qué ocurre con el tubo de escape. También revisará la potencia de frenado.
  • Los bajos. Tras comprobar las emisiones, habrá que mover el vehículo a la zona del foso, para que el inspector pueda revisar los bajos del coche, poniendo especial atención a la dirección, las pérdidas de líquidos y la suspensión.
  • El informe. Acabado el tren de pruebas, el inspector realizará un informe sobre el estado del coche, con las faltas leves y graves. Si te da la pegatina, habrás pasado tu primera ITV; si no, tocará acudir al taller y revisar los elementos que obligarán a pasar de nuevo esta prueba.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento