Los descuidos más caros al volante
Es obligatorio que todo vehículo a motor tenga un seguro de responsabilidad civil.  fanjianhua / Freepik

Ya sea por olvido o por desconocimiento, hay descuidos al volante que pueden salir muy caros a los conductores. Conducir un vehículo sin seguro, circular con el carnet de conducir caducado o no pasar la ITV son algunos de ellos, pero, ¿cuál es la multa correspondiente?

Según la DGT, estos son los ocho descuidos más caros al volante y sus respectivas sanciones: 

Vehículo sin seguro

Es obligatorio que todo vehículo a motor tenga un seguro de responsabilidad civil con el fin de que en un siniestro se reparen los daños ocasionados a otras personas. Las sanciones varían dependiendo de la categoría del vehículo, del servicio que preste y de si circulaba o no en el momento de la denuncia. Las multas oscilan entre 601 euros y 3.005 euros. Para un turismo en circulación sin seguro la sanción es de 1.500 euros.

ITV caducada

La Inspección Técnica de Vehículos garantiza el buen estado de los principales elementos de seguridad que lo componen. La vigencia de cada revisión es distinta según el tipo de vehículo, su uso y su antigüedad. La sanción por tener la ITV caducada es de 200 euros.

Permiso de conducir caducado

Los permisos de conducir caducan para garantizar el buen estado psicofísico del conductor. Los plazos de vigencia van en función del tipo de permiso (profesional o no), la edad, la salud...Lo mejor es consultar la fecha en el documento para renovarlo antes de que caduque. Circular con el permiso de conducir caducado es una infracción grave sancionada con 200 euro de multa.

No llevar documentación

El permiso de circulación, el carnet de conducir o la ficha de inspección técnica son tres documentos imprescindibles que hay que llevar siempre cuando se conduce. No llevarlo está sancionado con 60 euros de multa e incluso puede conllevar también la inmovilización del vehículo.

Conducir sin gafas

Cuando un conductor necesita gafas para conducir en su permiso se especifica el código identificativo de dicha limitación. Conducir sin gafas es una infracción grave multada con 200 euros. 

No usar chaleco reflectante

Es obligatorio llevar un chaleco reflectante en el interior del vehículo y ponérselo siempre que el conductor salga del coche y ocupe la calzada o el arcén en vías interurbanas. No hacerlo conlleva una multa de 200 euros.

Poner mal los triángulos

Si el coche se queda inmovilizado en la carretera, ya sea por accidente o por avería, es obligatorio colocar los triángulos. Es sancionable tanto si no se utilizan como si se colocan de manera incorrecta. Como mínimo hay que situarlos a 50 metros del vehículo. La sanción es de 80 euros.

Noveles sin L

Los conductores noveles deben colocar la placa con la "L" en un lugar visible. De esta manera se advierte al resto de conductores su condición de inexpertos durante el primer año. Es una sanción leve multada con 80 euros.