¿Cuál es la autonomía real de un coche eléctrico?
Lo mejor es no fijarse en la autonomía que indica el fabricante e intentar calcularla tú mismo. Pixabay

Las ventajas de disfrutar de un coche eléctrico son muchas, ya que permite circular de una manera eficiente y sin emisiones, su mantenimiento es más barato que el de un vehículo de combustible y, además, las recargas son más cómodas y económicas (la electricidad es más barata que la gasolina o el gasóleo).

Sin embargo, aún son muchos los prejuicios que rodean el mundo del motor eléctrico, y a los usuarios les preocupa la autonomía de estos coches (sobre todo para enfrentar viajes largos); la duración de la batería y, también, el tiempo que esta tarda en cargarse, pues los ritmos de las rutinas actuales no conocen las demoras. Este último factor depende directamente del tipo de carga al que tenga acceso el usuario, siendo la más extendida la cable-enchufe, que, a su vez, puede ser superlenta, semirápida o rápida, según la potencia de la que goce la fuente.

¿Cuántos tipos de recarga hay?

  • Superlenta. Es la que se hace a través de un enchufe schucko (el que se puede encontrar en cualquier vivienda) y un cable Flexi Charger; y solo está indicada para momentos ocasionales, pues, al tener una potencia de 2,3 kW (unos 10 amperios), aproximadamente, no consigue ganar la autonomía suficiente para hacer trayectos largos. En caso de querer cargar al 80% la batería, habría que espera más o menos 12 horas para conseguirlo.
  • Semirápida. Este modelo se sirve de sistemas de coneción wallbox con cable Mennekes para entregar una potencia de 7,4 kW, 11 kW en conexión trifásica (16 amperios por fase) o de 22 kW en una conexión trifásica (32 amperios por fase). Así, el vehículo debería enchufarse durante aproximadamente 4 horas para obtener una carga completa.
  • Rápida. Ubicadas en instalaciones que pueden soportar una potencia de 43 kW en tomas trifásicas de 62 amperios a través del cable Mennekes, estas recargas son las ideales para viajes largos o continuos. Solo hacen falta unos 30 minutos para conseguir que el coche alcance el 80% de la carga.