Mini carrot cakes
Mini carrot cakes  EMMA GARCÍA

También la tradicional tarta de zanahoria tiene su propia día mundial: el 3 de febrero. Así que pare celebrar el 'Día del carrot cakenos hemos puesto manos a la obra para preparar este postre pero en raciones individuales. Una suerte de muffins o magdalanas de zanahoria perfectas para cocinar en casa el fin de semana.

Ya vimos hace poco como preparar la tarta de zanahoria clásica que además cubrimos con un frosting de chocolate blanco. Para preparar esta versión en moldes individuales seguiremos los mismos pasos con alguna pequeña modificación.

Esta vez vamos a prescindir de las nueces, aunque si las picamos en trozos pequeños podemos incoporarlas sin problemas. Aprenderemos también a hacer un clásico frosting -cobertura- de queso, que le sienta genial a esta tarta. Con estás cantidades salen unas 20 unidades para poder invitar a muchos amigos.

Ingredientes

Para las mini carrot cake

  • 280 gr. de harina de trigo
  • 250 ml. de aceite de girasol o de oliva suave
  • 250 gr. de azúcar moreno
  • 100 gr. de azúcar blanco
  • 3-4 huevos
  • 350 gr. de zanahoria rallada
  • 5 gr. de levadura tipo Royal (una cucharadita)
  • 5 gr. de bicarbonato (una cucharadita)
  • 5 gr. de canela en polvo (una cucharadita)
  • Una pizca de sal y de nuez moscada

Para el frosting de queso

200 gr. de queso crema
100 gr. de azúcar glas
75 gr. de mantequilla

Preparación

Precalentamos el horno a 200º. Lavamos y pelamos las zanahorias, y las trituramos con un robot de cocina sin llegar a hacerlas puré o las rallamos a mano. Las dejamos escurriendo en un colador para que suelten agua, podemos presionar con una cuchara para que suelten más.

En un bol grande ponemos la harina con la levadura, el bicarbonato, la canela, la sal y la nuez moscada. Removemos con un tenedor.

En otro bol grande ponemos el azúcar blanco y moreno con el aceite de oliva y removemos con unas varillas eléctricas. Añadimos los huevos de uno en uno mientras mezclamos para que todo quede bien integrado.

Agregamos la zanahoria rallada y poco a poco vamos añadiendo el contenido del bol con la harina y el resto de ingredientes sin dejar de remover.

Ponemos moldes de papael en una bandeja para magdalenas y las llenamos con la mezcla casi hasta arriba porque como no suben tanto como las magdalenas podemos apurar más. Una buena opción para hacerlo de forma limpia y rápida es usar una manga pastelera.

Horneamos 15 minutos a 200º con la bandeja a mitad del horno y calor arriba y abajo. Antes de retirar comprobamos pinchando con un cuchillo si están hechas, el cuchillo tiene que salir limpio. Dejamos que se enfríen.

Para preparar el frosting ponemos en un bol la mantequilla a temperatura ambiente con el queso crema, batimos con las varillas eléctricas y poco a poco vamos añadiendo el azúcar glas hasta formar una crema.

Rellenamos una manga pastelera con el frosting de queso y hacemos círculos sobre cada carrot cake formando una montañita de crema de queso. Listas para comer.