Hojaldre de espárragos trigueros, champiñones y queso
Hojaldre de espárragos trigueros, champiñones y queso LA GULATECA

Siempre decimos lo mismo, pero es cierto: nada más fácil para saber la temporada de un alimento que acercarse al mercado y ver cuándo hay mucha cantidad y a buenos precios.

Y aunque para muchos el invierno sea una época más bien sosa lo cierto es que ahora mismo estamos en temporada de productos tan ricos comos los guisantes, los espárragos o las alcachofas. Y entre las frutas, los cítricos -sí, las naranjas también tienen temporada aunque se nos olvide- y las fresas que comienzan a asomarse a las fruterías también pueden dar mucho juego.

Así que pensando en todas estas frutas y verduras hemos recopilado algunas recetas con las que insipirarse a la hora de comer y, sobre todo, de cocinar en lo que queda de este mes de marzo.

Alcachofas. ¿Te da pereza limpiarlas? Vale, es verdad que no es la cosa más rápida del mundo, pero con un poco de práctica se aprende rápido y, sobre todo, merece mucho la pena. En este vídeo os explicamos cómo lo hacemos nosotros y, de paso, una forma rápida de cocinarlas al vapor en el microondas. Tal cual con un poco de aceite, sal y pimienta están riquísimas. O al horno. O fritas. Una de nuestras recetas favoritas es combinarlas con garbanzos, para tener un plato único perfecto y muy sano.

Guisantes. Que sí, que congelados hay todo el año y en bote también. De hecho estos últimos si son buenos pueden ser una buena opción. Pero la corta temproada de los guisantes frescos es algo que hay aprovechar. ¿Cómo? Cociéndolos lo justo para que mantenga un punto crujiente -no duros- y con algo por encima, no hace falta complicarse mucho. Unos guisantes con un huevo escalfado encima es uno de esos platos de 10 si trabajamos con buenos ingredientes. Si añadimos unas gambas, la cosa puede incluso mejorar.

Puerros. Ademásde ser la base de muchos buenos guisos, refritos y caldos, los puerros también pueden ser protagonistas. Y no hablamos sólo de la clásica purrusalda, sino de algo tan sencillo como meter unos puerros al horno y acompañarlos con una salsa tahini o, un poco de aceite y vinagre.

Espárragos trigueros. Otro producto que sólo, a la plancha, aguanta perfectamente el tipo. Pero también puede ser un ingrediente de platos tan ricos como este hojaldre con champiñones, queso y espárragos, o un salteado de alubias blancas con espárragos. Los más exóticos también se pueden animar con estos dim sum de espárragos y gambas.

Fresas. Es una de las temporadas más esperadas del año, así que cuando empezamos a verlas en la frutería a precios decentes -hacia finales de marzo suele ser un buen momento- rescatamos el recetario para pensar cómo prepararlas. En realidad daría para un monográfico dedicado sólo a las fresas, pero para empezar nos podemos quedar con esta mousse fácil de fresas y, para platos de carne, este chutney de fresas puede ser un excelente y original acompañamiento.

Naranjas. Los cítricos en general son de invierno, así que todavía estamos a tiempo de disfrutar un tiempo de buenas naranjas. Aunque siempre se piensa en ellas como ingrediente para zumos, en realidad pueden ser la base de muchos postres o incluso platos salados. Pero quedándonos con los primeros, unas naranjas asadas son por sí solas una delicia -o el remate perfecto para un flan de chocolate- y con un poco de pan viejo podemos preparar un pudin de naranjas muy rico y económico.