Inhalador de asma
Los niños no tienen una función pulmonar bien desarrollada aún y por ello son los más vulnerables ante la polución ambiental. ATS

La gripe está aumentando las visitas de los niños asmáticos a las urgencias debido al agravamiento de los síntomas, según ha alertado este miércoles la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP), que ha destacado la importancia de vacunar a los menores con esta patología.

En un comunicado, la SEICAP ha recordado que el asma es la enfermedad crónica más frecuente en niños -afecta a uno de cada diez menores en edad escolar- y consiste en una inflamación crónica de los bronquios, por lo que ante cualquier estímulo, como las infecciones víricas, entre ellas la gripe, reaccionan provocando dificultad respiratoria, sibilancias o tos.

El coordinador del Grupo de Trabajo de Alergia Respiratoria y Asma de la SEICAP, Luis Moral, ha advertido, en este sentido, de que el virus de la gripe favorece complicaciones respiratorias como las crisis asmáticas, bronquitis o neumonía, "lo que provoca un aumento de las visitas a urgencias e incluso de los casos de hospitalización para atender las complicaciones más graves".

El asma afecta a 1 de cada diez menores de edadDe hecho, según los últimos datos registrados  por la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica, las mayores tasas de incidencia de la gripe se observan en menores de 15 años, sobre todo entre 5 y 14 años, y los niños asmáticos son los más propensos a contraerla.  

"La enfermedad más común entre los menores hospitalizados por esta infección es el asma. Por eso es tan importante y recomendable que se vacunen para estar protegidos, especialmente en casos de asma grave o con síntomas frecuentes", ha afirmado.

En este sentido, la SEICAP ha destacado que, según un reciente estudio, la vacuna de la gripe evita entre el 60 y el 78 % de las visitas a urgencias y hospitalizaciones por crisis de asma.

Moral también ha subrayado la importancia de cumplir con el tratamiento preventivo, ya que la medicación de mantenimiento se utiliza para reducir la inflamación crónica de los bronquios.

Dolor muscular y fiebre, primeros síntomas

Los síntomas de la gripe aparecen de forma rápida y se propagan fácilmente. "El primer síntoma suele ser fiebre alta, así como dolor muscular, de cabeza o malestar, entre otros", ha explicado Moral. "A todos ellos le seguirán tos seca y síntomas respiratorios, lo que puede agravar los síntomas de asma".

El ambiente frío y seco es el más propicio para la transmisión de la gripe, un virus que se transmite sobre todo a través del aire, por eso también es importante intentar que los niños con asma eviten el contacto con personas enfermas y los espacios cerrados y no ventilados en la medida de lo posible.

Además, es imprescindible proporcionarles una correcta higiene. "Deben lavarse las manos con mayor frecuencia y, sobre todo, taparse con las manos al estornudar y toser, la principal vía de contagio. También es importante no compartir alimentos, utensilios, tazas o botellas", ha destacado.  

Otra de las recomendaciones consiste en evitar el tabaco dentro del hogar, los lugares más contaminados, y ventilar un mínimo las estancias donde vayan a estar los niños con asma.