Plano detalle de una mujer constipada.
Plano detalle de una mujer constipada. EUROPA PRESS

La vacuna contra la gripe de este invierno tiene una efectividad menor a la de otras temporadas. Es la misma que el invierno pasado, puesto que no ha habido tiempo para modificarla, y se ha demostrado que en uno de los tres virus, el principal y que afecta sobre todo a la gente más mayor, el A-AH3, solo tiene efectividad en el 25% de los casos, mientras que el porcentaje habitual ronda el 50%. Aún así, es recomendable seguirla poniendo sobre todo a los colectivos más vulnerables, como ancianos y niños.

El Departamento de Salud alerta de que el 82% de los ingresos hospitalarios graves a causa de la gripe no habían sido vacunados. Mantener las manos limpias es una de las prácticas higiénicas que se recomienda para prevenir este contagio.

Según ha explicado el epidemiólogo del Hospital Clínico, Antoni Trilla, la vacuna se diseña casi cada año teniendo en cuenta las variantes que han tenido más incidencia el año anterior y valorando también su incidencia durante el invierno en el hemisferio sur, cuando en el hemisferio norte es verano.

Se prevé que en pocos días se pueda entrar en fase de epidemia, cuando se superen los 109 casos por cada 100.000 habitantes

Una vez terminada la epidemia del invierno pasado en Europa se vio que uno de los tres virus era más resistente a la vacuna y, quizás por eso, fue el más frecuente. La vacuna no se ha podido cambiar y previsiblemente esta temporada también será el virus más habitual y que causa más casos graves en los ancianos. Aún así, Trilla vaticina que la temporada, si no hay nada excepcional, será normal, "ni la más buena ni la más mala" de los últimos años.

El virus de la gripe ya hace algunas semanas que va en aumento, como suele ser típico a finales de otoño y principios de invierno, y se prevé que en pocos días pueda entrar en fase de epidemia, cuando supere los 109 casos por cada 100.000 habitantes. En la semana del 18 al 24 de diciembre (últimos datos disponibles) había 97 casos por cada 100.000 habitantes, según el Departamento de Salud.

El próximo jueves se actualizará la estadística y, viendo la evolución de las últimas semanas y con la experiencia de otros años, se podría superar ya el umbral de epidemia o quedar bien cerca. Esto está poniendo al límite los servicios de urgencias hospitalarias y los centros de atención primaria.

Según recoge el Plan de vigilancia de las Infecciones Respiratorias Agudas en Cataluña (PIDIRAC) de la Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPCAT), en la semana 50 del año se han registrado 97,6 casos por cada 100.000 habitantes, y por lo tanto, todavía no se llega a los 109,4 casos que marca el umbral epidémico de esta semana. La población infantil, en cambio, sí que ha superado este umbral al registrarse 169 casos en la población menor de 4 años por cada 100.000 habitantes, y 139, por el grupo de entre 5 y 14 años. La incidencia entre los menores puede aumentar a partir de la semana que viene, cuando los alumnos vuelvan a escuela, según ha explicado el secretario de Atención Primaria del sindicato Médicos de Cataluña, Oscar Pablos.

La incidencia de la gripe en Cataluña, pues, va ligeramente más lenta que en el Estado español, donde por segunda semana se ha superado el nivel de epidemia. Según los datos de Salud Pública, la tasa global en el Estado es de 119,2 casos por 100.000 habitantes, y se encuentra por lo tanto, en fase de ascenso de la ola epidémica de gripe de la temporada 2017-2018.

Durante la última semana del año se registraron seis ingresos de casos graves por virus de la gripe en los hospitales de la red centinela. Desde la semana 40 se han producido un total de 52 ingresos graves, mientras que durante las mismas semanas se han hospitalizado 25 casos más.

El PIDIRAC recoge datos de 60 médicos centinela ubicados en 43 centros de atención primaria distribuidos por varias comarcas y con una cobertura del 1,03% de la población de Cataluña.

Entre el 20 y el 26 de diciembre, los profesionales sanitarios atendieron 74.668 urgencias hospitalarias, un 5,25% más que la semana anterior y un 1,96% más que la misma semana del año 2016. La mayoría son urgencias de población adulta pero un 26,55%, 18.655, corresponde a la población pediátrica, sobre todo, afectada por el virus respiratorio que provoca bronquiolitis. En los centros de urgencia en atención primaria, las visitas han crecido, también la última semana, un 39,49%, y se han registrado un 22,5% más que la misma semana del año pasado. Las visitas pediátricas aumentaron un 55%.

Son consecuencias típicas del invierno, por lo cual los centros sanitarios han puesto en marcha los planes de contingencia territorial para la temporada en que más actividad generan.

En total, hay 22 planes de contingencia territorial previstos para este invierno, planificados con el objetivo de mejorar la adecuación del proceso de atención continuada y urgente y conseguir una mejor atención a la ciudadanía. Por lo tanto, en estos planes se concreta el incremento de actividad, la contratación de personal, la adecuación de camas, el flujo de pacientes entre dispositivos, el refuerzo de transporte sanitario, la flexibilización de las agendas con mayor tiempo para atender consultas urgentes y el refuerzo de la atención primaria.

El aumento de la actividad también se ha visto con las llamadas al 061, que ha atendido 42.745 consultas y 3.856 visitas domiciliarias, un 12% más de consultas y un 57,8% más de visitas respecto a la semana anterior. El incremento también se ha dado si se comparan los datos con los del año 2016. Ha habido un 29% más de consultas y un 40,98% más de visitas. También se han atendido 3.052 consultas pediátricas.

Este incremento a la atención primaria, según Pablos, es positivo porque quiere decir que la población es consciente cada vez más de que tiene que acudir a los centros cercanos antes que a los hospitales, pero a la vez evidencia la falta de personal, según él. Así, recuerda los recortes sufridos desde 2012, con casi 900 médicos menos, y considera que la atención primaria tendría que recibir el 25% del presupuesto de Salud, ante el 17% actual. No obstante, admite que actualmente es difícil encontrar médicos en el paro.

En este sentido dice que en muchos casos en las urgencias de los Centros de Atención Primaria los pacientes se tienen que esperar igual o más que en el hospital, a pesar de que se duplique el tiempo de las agendas destinado a urgencias y se reduzca a la mitad la agenda de visitas programadas.

Según Trilla, los servicios están al límite, pero en una situación similar a la de los otros años y recuerda igualmente que el sistema sanitario "ya se ha adelgazado mucho y no tiene más grasa para sacar".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.