El Neuroma de Morton de la reina Letizia y otras 'royals' que han sufrido duras enfermedades

Los miembros de la realeza también tiene historial médico. Pese al aura de misterio o invulnerabilidad que puede envolver a reinas y princesas, lo cierto es que no solo la doña Letizia ha tenido que adaptar su agenda e incluso sus looks por alguna dolencia.

La reina Letizia en actos previos a la coronación de Carlos III de Inglaterra
La reina Letizia en un acto.
Getty Images
La reina Letizia en actos previos a la coronación de Carlos III de Inglaterra

La reina Letizia ha tenido que aparecer en diferentes actos con zapatillas planas, e incluso, llegarse a sentar en un evento público. Y, es que, la realeza también tiene historial médico, pese a la invulnerabilidad que parece rodear a su figura. Aunque antiguamente las dolencias parecían guardarse de puertas de palacio hacia dentro, hoy en día la trasparencia es la mejor de las explicaciones a la ciudadanía. Es por eso que se puede conocer los complicados procesos por los que han tenido o tienen que pasar los 'royals'. Las duras dolencias y enfermedades también se presenta más allá de la Casa Real de España. Repasamos algunos casos:

La reina Letizia y su Neuroma de Morton

La reina Letizia (c), acompañada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (i), y la ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, a su llegada este martes al acto de entrega de la 46 edición de los premios SM de Literatura Infantil y Juvenil 'El Barco de Vapor' y 'Gran Angular', en la Casa de Correos de Madrid. EFE/ Juanjo Martín
La reina Letizia en zapatillas acompañada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y la ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría.
EFE / Juanjo Martín

En 2022, la reina Letizia fue diagnosticada con un neuroma de Morton, una afección muy dolorosa que afecta al pie. Se trata, concretamente, de un engrosamiento del tejido o atrapamiento que rodea uno de los nervios de los dedos y que se considera una tumoración benigna. La dolencia afecta sobre todo al uso del tacón, ya que provoca un fuerte dolor e inflamación. 

A esta enfermedad se le une  la metatarsalgia que de por sí sufre la consorte. Esta tiene como diferencia que el dolor responde al apoyo que hace el pie en la zona metatarsal y por el que se produce un efecto inflamatorio. Ambas patologías han hecho que la reina Letizia haya tenido que aparecer en varios actos con zapatos bajos de suela. Y, es que el mejor tratamiento es del reposo, algo difícil en una agenda real. Por ello se prescriben analgésicos y antiinflamatorios que alivian los síntomas. 

Kate Middleton, en tratamiento de quimioterapia

La princesa de Gales, Kate Middleton, durante el mensaje en el que ha anunciado que tiene cáncer.
La princesa de Gales, Kate Middleton, durante el mensaje en el que anunció que tiene cáncer.
KENSINGTON PALACE

La última royal en hacer frente a un situación complicada ha sido Kate Middleton. La heredera a la corona consorte del Reino Unido tuvo que someterse a una intervención quirúrgica abdominal que más tarde sembró el caos. La mujer del príncipe Guillermo desaparecía del foco mediático desatando todo tipo de especulaciones, lo que la llevaron finalmente a reconocer que los médicos detectaron cáncer en su operación. Bajo un manto de privacidad y sin dar muchos más detalles, la princesa de Gales está sometiéndose a un tratamiento de quimioterapia.

Charlène de Mónaco y su calvario en África

Errores y aciertos de las invitadas al Baile de la Rosa más excéntrico
Charlène de Mónaco durante el Baile de la Rosa de 2024.
Getty Images

"El camino ha sido largo, difícil y muy doloroso", reconocía Charlène de Mónaco en una entrevista. La mujer del soberano monegasco pasó un auténtico calvario durante un viaje a Sudáfrica. Una fuerte infección de oídos, nariz y garganta la dejó en tierra africana casi medio año. Pese a que los detalles concretos no trascendieron, sí que se conocieron las diversas y duras intervenciones quirúrgicas a las que tuvo que ser sometida. Esto fue lo que provocó que Charlène de Mónaco no pudiera hacer el viaje de vuelta. 

La situación, que fuentes cercanas reconocen cercana a la muerte, habría afectado a la calidad de vida de la mujer del soberano. Esto a su vez la llevó a ingresar a un clínica privada en Suiza, donde Charlène habría estado recuperándose tanto física como mentalmente. La última aparición pública fue en el tradicional Baile de la Rosa de la dinastía Grimaldi celebrado en marzo de 2024, donde se le pudo ver con buen aspecto. 

Mette Marit y su lucha contra una enfermedad crónica

La princesa Mette Marit de Noruega.
La princesa Mette Marit de Noruega.
Getty Images

Mette Marit, mujer del príncipe heredero Haakon de Noruega, fue diagnosticada en 2018 de fibrosis pulmonar. Una enfermedad crónica que afecta a los tejidos de los pulmones cicatrizándolos y que no tiene más tratamiento que el de aliviar los síntomas o buscar un trasplante. Desde ese momento, la princesa ha acogido la visibilidad de las enfermedades crónicas, aunque prefiere que su enfermedad no traspase a gran escala el foco mediático. Desde ese momento su agenda pública se adapta a los períodos en los que mejor se encuentra, pero lo cierto es que requiere de un especial cuidado en su salud. 

Victoria de Suecia reconoció superar un TCA

Victoria de Suecia en los Premios Polar
Victoria de Suecia en los Premios Polar
Getty Images

Los TCA son trastornos de la conducta alimentaria que se relacionan con la autopercepción de la distorsión de la imagen corporal. Los más comunes son la bulimia o la anorexia. Victoria de Suecia tuvo que luchar concretamente contra la segunda en su etapa adolescente. Una enfermedad que la Casa Real sueca admitió en 1997, donde habló con trasparencia de los problemas de la princesa debido a la fuerte presión y responsabilidad que tenía como parte de la corona. 

Victoria de Suecia logró superar la anorexia gracias a terapia psicológica, nutricional y deportiva. No es una etapa que la princesa haya ocultado, de hecho en un documental que se realizó por sus 40 años, habló sin tapujos de lo difícil que fue la etapa en la que sufrió desórdenes alimenticios. "Necesitaba tiempo para resolver las cosas y recuperar mi equilibrio, conocerme a mí misma, descubrir dónde estaban mis límites, no presionarme demasiado", confesó. 

¿Quieres recibir gratis todos los jueves en tu correo los mejores contenidos de belleza, moda y estilo de vida? Apúntate a nuestra Newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento