Logo del sitio

El dolor y el miedo a 'que se note', entre los principales temores antes de hacernos un tratamiento de medicina estética

Retoques medico estéticos
Retoques medico estéticos
RossandHelen

Según un estudio realizado por la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) el número de tratamientos médico estéticos ha aumentado un 5.4% desde 2016, alcanzando el 35,9% de la población. Aun así aun existen muchos prejuicios y miedos a la hora de decidir o no acudir a tratamientos medico estéticos.

Los dos principales son: el dolor y el resultado: ¿me dolerá?, ¿me quedará natural?.

“La mayoría de los pacientes que acuden a una consulta de medicina estética por primera vez vienen con dos miedos. Por un lado el dolor, lo que es lógico pues en muchos casos se trata de tratamientos que se aplican con agujas; y por otro el resultado, ya que estamos acostumbrados a ver rostros deformados”, explica el doctor Leo Cerrud.

Ahora duele menos

“Exiten diferentes técnicas antidolor como agujas muy finas, analgésicos tópicos, anestésicos… Y con respecto al resultado, en mi caso prefiero quedarme corto, para retocar siempre hay tiempo”, concluye el doctor.

No son estas las únicas dudas o miedos. Otra gran pregunta es ¿me lo van a notar? En este caso la respuesta es sencilla, probablemente sí. Aunque puede que ante la mejoría el ‘espectador’ no sepa qué ha cambiado, simplemente te ve mejor.

Con respecto a los rellenos, las dudas se centran en la permanencia de las sutancias que se infiltran. ¿Son permanentes?, ¿se encapsularán? ¿se moverán se su sitio?. El doctor Cerrud, aclara estas dudas:

“Los rellenos permanentes (polímeros, biopolímeros y silicona) fueron muy populares en los años 90 pero se dejaron de usar porque los problemas que causaban eran tan permanentes como los mismos rellenos: granulomas, rechazos, infecciones y encapsulamiento eran algunos de los efectos secundarios derivados, además de las migraciones o desplazamientos del producto infiltrado. El motivo es el siguiente: los rellenos permanentes, al no degradarse, por su propio peso y por efecto de la gravedad y los años se desplazan hacia abajo acumulándose en el tercio inferior facial, otorgando ese aspecto deforme que tan mala fama les ha dado y que hemos visto en famosos como Meg Ryan, Donatella Versace o Mikey Rourke”, cuenta el Dr. Cerrud. “Eso no pasa con los rellenos actuales temporales porque al ser degradables no se mueven de su sitio”.

Boca de pato, no

En cuanto a los rellenos en labios, la creencia es que el resultado será boca de pato. Ya hablamos de ese tema con la doctora Ana Molina, que desterró esta creencia "siempre que se recurra a una buena técnica y a profesionales expertos". Y el dr. Cerrud coincide con ella:

“Los labios son el campo más denostado de la medicina estética. Existe el miedo a que se note demasiado porque hemos visto malos resultados, que son los que hacen ruido. Además, el material que se pone ahora, únicamente ácido hialurónico, lejos de las antiguas siliconas, se adapta a los movimientos de esta zona”.

¿Quieres recibir gratis todos los jueves en tu correo los mejores contenidos de belleza, moda y estilo de vida? Apúntate a nuestra Newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento