Cuánto cuesta reparar la correa de distribución rota, una de las averías más costosas del coche

Lo idóneo es cambiar la correa antes de que llegue a romperse.
Lo idóneo es cambiar la correa antes de que llegue a romperse.
Wikicommons

La rotura de la correa de distribución es una de las averías más costosas y graves que puede sufrir un vehículo y no solo por el precio de la pieza a reparar y sustituir, sino por todo el resto de daños que puede provocar en la mecánica del coche y en piezas también importantes como el motor. 

La sustitución de la correa de distribución, que no es visible al abrir al capo, debe realizarse cada 100.000 o 150.000 kilómetros o, en su defecto, entre los 8 y los 10 años de vida de la pieza, dependiendo del uso y del vehículo. Teniendo en cuenta estos parámetros, lo mejor es siempre consultar el manual de instrucciones y mantenimiento de nuestro coche para seguir sus indicaciones. 

De no prestar atención al estado y mantenimiento, esta pieza puede llegar a romperse en pleno funcionamiento. La correa de distribución gira a un elevado número de vueltas por segundo y a gran velocidad además de altas temperaturas del motor durante el funcionamiento y una rotura de esta pieza en marcha es el preludio de una grave avería en el motor. 

Precio de reparación y sustitución

La correa de distribución no es, en sí misma, una pieza cara. Sin embargo, tanto el caso de sustituirla por una nueva porque se ha roto o simplemente por mantenimiento, será necesario un gran número de horas de trabajo por parte del mecánico para conseguir acceder a ella y colocar la nueva cadena.

Si el cambio se realiza de manera previsora, se estima que entre 50 y 200 euros es lo que puede costar la nueva correa, entre 100 y 400 euros si incorpora la comba de agua. Las horas de trabajo serán, mínimo, cinco. Desde Ro-Des advierten que la sustitución de una correa de distribución puede presupuestarse a partir de los 500 euros. 

La situación se complica en caso de que el coche se lleve al taller porque la correa se ha roto. Ahí, el precio de la reparación puede alcanzar la elevada suma de 3.000 euros ya que además de las nuevas piezas habrá que sumar otra serie de desperfectos que su rotura en marcha haya podida ocasionar así como un mayor número de horas de trabajo por parte del mecánico. Por lo tanto, siempre es más aconsejable prevenir que curar, sobre todo para ahorrar y alargar la vida útil del vehículo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento