Cuánto cuesta reparar los inyectores de diésel o gasolina, una de las averías más costosas del coche

Mecánico reparando el motor de un coche.
Mecánico reparando el motor de un coche.
PORNSAWAN

Los motores de combustible fósil son un engranaje de múltiples piezas que debe funcionar con la precisión de un reloj suizo o, de lo contrario, el vehículo puede sufrir averías importantes con un gran coste de reparación. Es el caso de los inyectores del motor, presentes en los modelos diésel y gasolina. 

Los inyectores son un elemento del motor que tiene como misión pulverizar el combustible necesario dentro del cilindro para que se produzca la combustión necesaria para el funcionamiento del vehículo, explican desde el RACE. Algunos de los fallos más habituales que pueden presentar estas piezas son goteo o una incorrecta pulverización. 

Aunque pueden presentar fallos en ambas motorizaciones, es más habitual que los inyectores se averíen en los modelos diésel, ya que están sometidos a mucha más presión. Los problemas en los inyectores se pueden detectar gracias aun sensor, llamado sonda NOX, colocado en la línea de escape, que enciende un testigo amarillo en el cuadro de instrumentos al detectar un fallo. 

Desde el RACE avisan que, en el caso de que la avería vaya a más, el coche dará tirones y se notará una pérdida de potencia. También es habitual que un humo de color blanco, espeso, salga del tubo de escape. 

Más de 500 euros

De las averías más complejas y costosas que puede presentar un vehículo, el 6% están relacionadas directamente con los inyectores, mientras que el 14% lo está con fallos en el sistema de inyección en general, apuntan desde Ro-Des. 

El coste de sustituir un inyector estropeado en un coche con motor de gasolina alcanza los 250 euros pero en el caso de los vehículos diésel este precio se duplica, llegando a los 500 euros. Estos precios son los de la compra de nuevas piezas para la sustitución, a los que habrá que sumar la mano de obra que presupueste el taller. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento