¿Por qué sale humo blanco de mi coche?

Tubo de escape de un coche.
Tubo de escape de un coche.
Óscar J.Barroso - Europa Press - Archivo

Cuando se trata de coches, siempre hay varios síntomas, comportamientos o sonidos que pueden ser reveladores de una avería o un problema de funcionamiento en la mecánica. Basta con prestar atención, ser un poco observador y no confundir diagnósticos: ante la duda siempre es mejor acudir  a un taller profesional. 

El tubo de escape, y más en concreto, el humo que sale por él puede ser indicativo de algún fallo o avería en los componentes mecánicos del coche, sobre todo los que tienen que ver con el motor, el sistema de emisiones, las bujías o la quema de combustible. 

Si el humo que sale por nuestro tubo de escape es de color blanco, hay varios motivos que causan este fenómeno y no todos implican problemas o defectos en la mecánica. Dependerá de la densidad del vapor expulsado y de la cantidad. Desde Mapfre, explican cómo identificarlo y averiguar las causas

  • Humo poco espeso durante el arranque. No hay que preocuparse, ya que es un fenómeno habitual en invierno o con temperaturas bajas. Al quemarse el carburante, se genera vapor de agua y el frío del ambiente condensa el vapor, quedando así restos de agua en el tubo de escape. Al encender el coche, la subida de la temperatura evapora el agua y por eso se ve humo fino blanco saliendo por el tubo. Tras unos kilómetros de rodaje, dejará de salir.
Si en este caso el motor se calienta, podría ser indicativo de un problema de alimentación del motor que provoque fallos en el propulsor. Se notará porque el coche se calará o dará tirones. Es síntoma de avería en la inyección del carburante.

  • Humo denso y en gran cantidad. Podría ser un síntoma de problemas con la refrigeración, como que parte del anticongelante haya entrado en el cilindro mezclándose con el combustible. Esta situación puede provocar un sobrecalentamiento y afectar gravemente a la mecánica del coche. 
En este caso, la causa del problema podría ser una avería en la junta de culata o el bloque motor. Se trata de un desperfecto grave con un coste de reparación elevado que, prologado en el tiempo, puede dejar el vehículo inservible. 
Mostrar comentarios

Códigos Descuento