¿Qué aspectos del coche es necesario revisar después de las nevadas?

Un hombre retira la nieve que hay sobre su coche tras el paso de la nevada fruto del temporal Filomena por la Comunidad de Madrid.
Un hombre retira la nieve que hay sobre su coche tras el paso de la nevada.
Marcial Rodríguez

Las consecuencias del paso de Filomena no desaparecerán al mismo tiempo que la nieve acumulada en las calles y carreteras. Después de aprender a conducir evitando los peligros de la nieve y el hielo, ahora toca volver la vista hacia la mecánica del coche: el frío extremo, la humedad y las precipitaciones no son solo riesgos que intervienen en la seguridad vial, sino que pueden provocar grandes daños en la mecánica de un coche si no se le presta la debida atención. 

Tras el temporal toca aparcar en coche en el garaje y echarle un vistazo en profundidad. Revisar que todo está en su lugar y en buen estado nos ayudará a seguir conduciendo de manera segura y a prolongar la vida útil del vehículo y sus piezas. 

Para poder efectuar un mantenimiento preventivo y una comprobación mecánica, habrá que prestar especial atención en los siguientes elementos:

  • El tubo de escape y la zona del motor. Nos preocupamos de quitar la nieve que se acumula encima del vehículo, pero también es importante comprar que estas dos zonas están limpias antes de arrancar. 
  • Carrocería. Antes de entrar al coche, comprueba que no hay corrosión y que la pintura está en perfectas condiciones. 
  • ​Nivel de los líquidos. Es probable que, si se ha seguido un mantenimiento correcto, no haya problemas con los líquidos, pero siempre es mejor revisar que los depósitos se encuentran en el nivel correcto antes de arrancar. 
  • ​¿Daños en los cristales? El hielo (y retirarlo de manera incorrecta) puede provocar roturas en los cristales del coche. Mejor detectarlas para que no se resquebrajen de manera repentina. 
  • Los neumáticos. Son una de las partes que más sufre el frío: revisa que estén limpios y no presenten deformaciones ni se hayan cristalizado. 
  • Batería. Hay que arrancar con suavidad y comprobar que el generador está en condiciones de funcionar.
  • Frenos y suspensión. Una vez que el coche ha arrancado, hay que revisar que los frenos no están dañados u oxidados y la que la suspensión está en buen estado. 
Mostrar comentarios

Códigos Descuento