Cómo saber si el filtro de habitáculo del coche está obstruido: consejos de limpieza

Conducir, conducción, coche, accidentes de tráfico
El filtro del polen mantiene el aire del habitáculo limpio.
CEDIDA / HOSPITAL VITHAS NISA VIRGEN DEL CONSUELO

El coche puede ser el algunos casos uno de los lugares en los que más tiempo se pasa al día. Por esta razón es importante mantener su interior limpio y desinfectado, para lo cual es determinante la función del filtro del habitáculo, que se encarga de purificar el aire que entra desde el exterior atrapando las partículas contaminantes, el polen y el polvo. 

Para gozar de un espacio agradable y limpio es necesario, entonces, prestar atención al mantenimiento de este filtro ya que con el paso del tiempo puede deteriorarse o dejar de cumplir correctamente su función debido a la acumulación en exceso de partículas y polvo. 

Comprobar el buen estado de esta pieza es muy sencillo, por lo que con un poco de tiempo y paciencia es una operación que puede realizarse en el garaje sin tener que pasar por un taller. Para localizarlo habrá que detectar los conductos de ventilación del coche junto evaporador del salpicadero y acceder a él desde la parte interior o trasera de la guantera o desde la zona de los pedales. Una vez que se tiene el filtro del polen a la vista, hay que observar su estado: si tiene un aspecto como grasiento, habrá que sustituirlo.

Otra comprobación es a través del uso: si se produce una reducción del flujo de aire del ventilador o una menor potencia del sistema, así como una mayor tendencia a que los cristales se empañen o incluso si se detectan malos olores, habrá que sustituir el filtro. 

Cómo limpiar el filtro del habitáculo

Limpiar el filtro del polen es una tarea desaconsejable, ya que en el caso de lavarlo con agua o con presión perderá por completo sus propiedades y, por lo tanto, circularíamos sin que este ejerciera su función. Sin embargo, para alargar su vida útil y que su funcionamiento sea impecable, se pueden eliminar los restos de humedad que pueda presentar con un trapo de algodón, dándole toques suaves. 

Los fabricantes suelen recomendar sustituir el filtro del habitáculo cada año o, máximo, cada 30.000 kilómetros. Si ya sabemos acceder al filtro, sustituirlo en casa es una operación que puede costar entre 12 y 35 euros dependiendo del modelo que se compre aunque, de todas formas, siempre se puede acudir a un taller mecánico. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento