Logo del sitio

¿Estás en la playa y no sabes dónde guardar las llaves del coche? Aquí van algunas ideas

Alquilar un coche permite llegar a las playas y parajes más alejados y naturales.
Lo más aconsejable es llevar la llave de repuesto.
Simon Berger / Unplash

Ir a la playa en coche ofrece una serie de comodidades que no presenta el ir a pie, cargados con la sombrilla, las bolsas y las hamacas. Sin embargo, también tiene sus peros: encontrar aparcamiento, dejar el coche estacionado al sol todo el día (con el peligro de que sufra la carrocería por la proximidad al mar, la sal y la arena) y la diatriba de dónde guardar las llaves del coche. 

Siempre se han usado sistemas como esconder las llaves en piedras o huecos de árboles, bajo el parachoques o en las ruedas, pero estos escondrijos cada vez sirven menos y, desde luego, no dejan tranquilo a ningún conductor. Es mejor apostar por otros sistemas

Primero, están aquellos que se pueden comprar. Securbeach, Cajaplaya... Miles de marcas y de opciones. Básicamente, estos artilugios consisten en cajas herméticas y estancas que pueden esconderse bajo la arena (enganchadas a la sombrilla para ser más fáciles de localizar después) y que pueden cerrarse según el modelo con llave para evitar robos. También existen dispositivos acoplados a la toalla: basta con hacer un pequeño agujero en la arena y colocar esta especie de 'bolsillo' que queda tapado por la propia toalla

Riñoneras y escondites caseros

Otro sistema es apostar por bolsas herméticas e impermeables que pueden llevarse al agua. Sirven, además de para las llaves del coche, para smartphones, dinero y otros objetos personales de pequeño tamaño. Las haya modo de colgante, de brazalete, de riñonera...

Y, por último, están las típicas ideas que puedes hacer tú mismo en casa con un poco de arte y paciencia. Por ejemplo, se puede coger un bote vacío de crema de solar, limpiarlo bien y crear una abertura que nos deje guardar las llaves, el móvil... con total disimulo. También podemos coser un bolsillo secreto en nuestra toalla, por ejemplo. 

Usemos el sistema que usemos, es importante llevar la segunda llave a la playa y no la principal. Es decir, la llave que no tiene apertura ni control remoto del coche, sino que hay que insertar de forma manual. ¿Por qué? Pues porque en caso de robo, esta llave dificultará al ladrón la localización de nuestro vehículo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento