Los trucos de Arguiñano para hacer un auténtico arroz caldoso

Los secretos de Arguiñano para conseguir un arroz caldoso de 10
Los secretos de Arguiñano para conseguir un arroz caldoso de 10
iStock

Es un plato delicioso, pero cocinarlo puede ser todo un reto si no sabemos cómo. El arroz caldoso no es una receta del todo sencilla, aunque tampoco es imposible alcanzar el éxito. Sobre todo si seguimos los consejos de los expertos. En su programa, Karlos Arguiñano ha dado algunos de los trucos más importantes para conseguir un arroz caldoso con pollo de diez. Estas son las tres claves. 

El tipo de arroz

Para esta receta en concreto, el cocinero Karlos Arguiñano aconseja utilizar arroces de grano redondo tipo bomba, como pueden ser las variedades de Calasparra, Senia, la Albufera… Esta variedad es perfecta para elaborar arroces caldosos, ya que son arroces que aguantan bien una cocción prolongada, sin romperse ni pasarse.

El arroz bomba es el más utilizado también para la paella
El arroz bomba es el más utilizado también para la paella
Getty Images/iStockphoto

Hay que tener en cuenta que, al ser un arroz más líquido, el reposo una vez cocinado no es necesario, como sí ocurre con los arroces secos tipo paella. Nos interesa que quede residuo de caldo y que el arroz no se siga cocinando en la olla.

El sofrito, siempre en el mismo aceite

Para conseguir todo el sabor en este arroz caldoso, Arguiñano sigue un proceso de varios pasos. En abundante aceite, el cocinero dora ajos y pimientos choriceros. Una vez estos están cocinados, los aparta y aprovecha el aceite para el siguiente paso. En la misma sartén, cocina las alitas durante diez minutos. 

Cuando retiramos la carne, no debemos desechar el aceite. Arguiñano también lo utiliza para la verdura, de forma que el sabor de los ajos, los pimientos y el pollo se acumulen en esta grasa y aporten todo su aroma a las verduras. 

El secreto es un buen caldo

Si hay un elemento fundamental para un arroz caldoso lleno de sabor, ese es el caldo. Los ajos, los pimientos choriceros, las alitas de pollo y las verduras se añaden de nuevo todas juntas a la olla, con el aceite sobrante incluido. Con todos estos ingredientes no hará falta usar un caldo de supermercado. 

Karlos Arguiñano solo añade agua, las alitas, los ajos, el pimiento choricero, las verduras, las hebras de azafrán y el pimentón. Lo sazona y lo cuece todo durante 15 minutos antes de incorporar el vino blanco y el arroz bomba. El resultado es un caldo con un intenso sabor que aportará muchísimo a nuestro arroz.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las mejores novedades para disfrutar al máximo del placer de comer.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento