La receta original de los nachos y por qué llevas años confundiéndolos con otro alimento

La receta original de los nachos.
La receta original de los nachos.
Pixabay

Bendito mundo globalizado que nos ha traído la gastronomía de los confines del planeta casi a la vuelta de la esquina. Oriental, africana, latinoamericana... no existe cocina del mundo que no puedas encontrar a pocos kilómetros. 

Lo bueno de esto es que podemos disfrutar las diferentes cocinas del mundo sin tener que viajar a sus países de origen. ¿Lo malo? Que a veces, en el camino, la receta original se distorsiona un poco. 

Si pensamos en comida mexicana lo hacemos en tacos, quesadillas, guacamole, margaritas... y por supuesto, en nachos. Esos triángulos de maíz crujientes que nos encanta mojar en cualquier salsa que pillemos. 

No existe carta mexicana que se precie donde no encontremos una buena ración de nachos. Con carne y queso, con frijoles, guacamole, pico de gallo... Pero, ¿estás seguro de que lo que te están sirviendo son nachos?

Totopos, que no nachos

Muchas veces utilizamos la parte por el todo, y cuando hablamos de estos pequeños triángulos habitualmente lo hacemos de nachos, aunque quizás lo deberíamos hacer de totopos

Ambos tienen su origen en la cultura azteca y se trata, en su primera versión, de los restos de las tortillas de maíz que sobraban. Para evitar desechar alimentos, los restos de las tortillas mexicanas se freían hasta que quedaban crujientes. 

He ahí el origen de los totopos, estos triángulos que a día de hoy, fuera de las fronteras mexicanas, es más habitual encontrárnoslos de trigo que de maíz. 

Los totopos son esos deliciosos triángulos que utilizamos para 'dipear'. Bien con guacamole, con salsa de queso, con hummus... Cuando reunimos amigos a la mesa nunca falta un bol lleno de totopos -que no nachos- para mojar en diferentes salsas. 

Pero entonces, ¿qué son los nachos? Si utilizamos esta denominación para hablar de los triángulos de maíz o de trigo, realmente lo que estamos haciendo es utilizar la parte por el todo. 

Cuando vas a un mexicano y pides nachos realmente lo que te ponen es una fuente a rebosar de totopos con guacamole, quesos fundido, frijoles... Realmente los nachos son el plato elaborado con una base de totopos al que tradicionalmente se le añaden una serie de ingredientes por encima. 

La confusión que dio nombre a este plato

No hace falta ser un lince para darte cuenta de que este plato tiene nombre de persona. Según la cultura popular, la creación de este plato fue una huida hacia delante, una salida de paso en toda regla, mientras que la denominación es fruto de una confusión. 

En la ciudad de Piedras Negras de México algunas esposas de militares estadounidenses acudieron a El Moderno, el restaurante de Ignacio Anaya, donde buscaban llenar el estómago con algo, con tan mala suerte que pillaron al mesero casi sin víveres. 

En un alarde de creatividad, Anaya ideó un nuevo plato a base de totopos y queso, que triunfó tanto entre las comensales que se interesaron por esta nueva receta. "¿Cómo se llama?", preguntó una de ellas por el plato, cuando el mesero entendió que preguntaba por su nombre, a lo que respondió: "Nacho".

La receta de totopos con queso se extendió por Mexico y Estados Unidos, quedándose definitivamente bautizado con el nombre de su creador, lo cual, con la perspectiva del tiempo, nos parece un intercambio justo. La receta por el nombre. 

Aunque la receta que ideó espontáneamente Ignacio Anaya y que en ese momento se conoció como nachos únicamente llevaba totopos y queso, en la actualidad es normal encontrarnos este plato con carne, guacamole, jalapeños, pico de gallo o frijoles. Una delicia. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento