Platos que puedes llevar a la playa sin miedo a que se te pongan malos

No todos los alimentos son aptos para soportar las altas temperaturas de la playa.
No todos los alimentos son aptos para soportar las altas temperaturas de la playa.
Pexels

Estamos en época de playa, de piscina y de camping en la montaña. Y aunque nos encanta comer y cenar fuera, descubrir nuestro destino desde su gastronomía y encontrar restaurantes con vistas increíbles, no todos los días son fiesta. 

Es probable que se nos vaya de las manos lo de estar comiendo y cenando fuera 15 días seguidos, y que, no nos vamos a engañar, algún día -o más de uno- también nos apetece un tupper de comida de batalla debajo de la sombrilla y una buena siesta en la toalla. 

Pero para pasarnos una jornada entera en la playa o en la piscina torrándonos de calor, no toda la comida es apta. El calor puede estropear algunos ingredientes y, o bien que nuestra receta no esté en absoluto apetecible a la hora de comer o que nos provoque una intoxicación algún alimento en mal estado. 

Lo que tenemos que tener en cuenta

A la hora de llevarnos la comida a la playa o a la piscina tenemos que tener en cuenta varios factores que entran en conflicto. Lo primero y más importante es que, como ya hemos mencionado, los platos tienen que estar hechos con ingredientes resistentes al calor. Lo segundo es que vamos a comer sentados en una toalla o como mucho en una mesa de merendero, con lo cuál vamos a dejar las florituras para otros momentos. Lo tercero es que vamos a estar entre el sol y el agua, con lo cual lo ideal sería alimentos que nos permitan una digestión fácil

Aunque vamos a utilizar ingredientes que no nos van a provocar una indigestión a pesar de que no van a estar expuesto al calor, lo ideal es llevar una nevera portátil o una bolsa térmica para, al menos, conservar el sabor. 

Filetes empanados

Ese sabor a infancia de la pechuga de pollo empanada y el pan... ¡Larga vida a los filetes empanados!

Una receta bien sencilla para llevarte a la playa. Lo puedes hacer en una merendera y acompañar tu plato con alguna ensalada o meter unas pechugas en un bocadillo y comerlo a mordiscos que saben a gloria. 

Las pechugas de pollo empanadas son un plato apto para llevar a la playa o la piscina.
Las pechugas de pollo empanadas son un plato apto para llevar a la playa o la piscina.
©GTRESONLINE

Ensalada de pasta

La pasta es una buena aliada para los días de piscina y de playa. ¿Que la puedes llevar con tomate y chorizo? Claro que sí, pero se nos hace más ligero y apetecible en ensalada. 

Además de la pasta podemos añadir conservas como atún o sardinas y otros ingredientes como zanahoria rallada o maíz. Eso sí, evita salsas como la mayonesa ya que es probable que se estropee con el calor. 

La ensalada de pasta es un plato ligero para llevarnos a la playa.
La ensalada de pasta es un plato ligero para llevarnos a la playa.
©GTRESONLINE

Bocadillo o sándwich

Fácil, sencillo, versátil y para todos los gustos. Un sándwich o un bocadillo siempre es una buena opción para ir a la piscina o a la playa. Desde fiambre, filetes, conservas... todo lo que le queramos añadir nos lo va a aceptar. 

Si vas a llevar un sándwich o un bocadillo a tu día de sol tienes que tener en cuenta que el pan se va a reblandecer. Por ello, una posibilidad es tostarlo un poco, para que tenga más consistencia, especialmente si es pan de molde. No pierdas tampoco de vista las salsas, al igual que en las ensaladas. 

El bocadillo y el sándwich son dos opciones sencillas y versátiles.
El bocadillo y el sándwich son dos opciones sencillas y versátiles.
©GTRESONLINE

Empanada y empanadillas

Casi tan versátiles como los bocadillos, la empanada y las empanadillas son buenas elecciones para llevarnos. Ya sea de carne, de atún, de pollo, de verduras... puedes preparar estas recetas con tantos ingredientes como se te ocurra y te aguantarán en perfecto estado hasta la hora de comer. 

La empanada o las empanadillas aguantarán en perfectas condiciones hasta la hora de comer.
La empanada o las empanadillas aguantarán en perfectas condiciones hasta la hora de comer.
Pexels

Tortilla

Si eres de los que solo comes tortilla muy poco cuajada, obvia esta opción. La tortilla, al igual que los filetes empanados, son esos platos típicos y míticos que podemos comer como plato principal acompañado de una ensalada o una sopa, o bien en bocadillo y que nos sepa a gloria. 

Para poder llevarte la tortilla a la playa o a la piscina y evitar que el huevo se ponga malo, es importante que esté bien cuajado. El huevo crudo y el sol no son buena combinación. 

La tortilla con el huevo bien cuajado es una opción ideal para llevar.
La tortilla con el huevo bien cuajado es una opción ideal para llevar.
©GTRESONLINE
Mostrar comentarios

Códigos Descuento