Logo del sitio

El simple truco que evita que las patatas peladas se pongan negras

  • Esta es la forma de adelantar trabajo en la cocina pelando las patatas previamente sin que se te oxiden. 
  • El simple truco para congelar la lechuga y hacer que dure meses
Patatas peladas.
Patatas peladas.
matthiasboecket de pixabay.

Económica, deliciosa y socorrida, la patata es uno de esos ingredientes que no pueden faltar en nuestras cocinas, ya que nos puede sacar de más de un apuro. Para recetas de batalla, como guarnición o para preparar un plato de esos de chuparles los dedos, la patata se puede convertir en tu mejor aliado. 

Fritas, cocidas, rellenas, en ensaladilla, en tortilla... Las posibilidades de las patatas son tantas y tan variadas que tener unas cuantas por casa para echar mano siempre que lo necesites es casi una obligación. 

Una rica fuente de potasio, a pesar de que las patatas son alimentos de esos que podemos conservar durante semanas sin preocuparnos de que se vayan a estropear, el cuento cambia cuando ya tenemos las patatas peladas. 

Seguro que alguna vez has querido adelantar tiempo en la cocina pelando las patatas para tenerlas ya listas cuando te vayas a meter de lleno en la receta. ¿Y qué ha pasado? Que las patatas peladas se han empezado a oxidar y han cogido un color sospechoso. Bien, pues hay una manera de ir adelantando trabajo y conservar las patatas en perfecto estado. 

El agua, el mejor aliado

La exposición de las enzimas de la patata al oxígeno provoca que esta hortaliza coja un color marrón, gris o incluso negro. ¿Cómo podemos evitarlo? Sumergiendo las patatas en agua. 

Puedes ir adelantado trabajo y pelar las patatas el día anterior, y para que conserven su aspecto perfecto, conservarlas en un bol con agua fría en el frigorífico. El agua actuará como un escudo contra el aire y evitará que ocurra la reacción química.

Aunque las patatas absorberán algo de agua si las dejas durante la noche, no hará mucha diferencia en la mayoría de los platos, por ello este truco funciona bien con patatas enteras y peladas, porque tienen una menor tasa de absorción de agua.

Otra forma de evitar que las patatas peladas o en rodajas se pongan marrones es aplicándoles vinagre o jugo de limón, ya que el ácido previene la oxidación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento