Un proyecto de:

Fútbol en barra Mallorca

fútbol en barra
fútbol en barra

La isla

más mundialista



S. Moreno Laya. Mallorca.

LaLiga Santander estará presente en el Mundial, y no sólo con sus futbolistas, también con sus aficionados: en los bares de Mallorca ya se vive el España-Alemania.

​Mallorca se abriga por el Norte y se destapa por el Sur. Se cierra por la Sierra de Tramontana y se abre más allá de sus fronteras por el Arenal. Mallorca es el anverso y el reverso, es la cara y la cruz, es el mejor de los inviernos para los alemanes y una eterna primavera para los mallorquines. Mallorca es una catedral de luz que cede en sus bares espacios para la noche. Como D’Presión y Mallorcafé, en donde con LaLiga, el Mundial es más Mundial.

En Mallorca se entremezclan miles de vidas y, tal y como escribe el literato Rafael Ginard i Bauça, “para conocer la auténtica historia del alma colectiva de Mallorca, no hurguéis en los archivos llenos de polvo y polillas, sino revolcaros, sumergiros en el folclore”. Y el fútbol es la mayor expresión de arte popular. Así que toca revolcarse.

El fútbol liga distintas realidades para que el extranjero se sienta como en casa y el de casa reciba visitantes con orgullo deportivo
Fútbol en barra Mallorca
 

Para lograrlo sírvanse de tabernas mallorquinas, de cervecerías alemanas, del fútbol como agitador de rutinas, de LaLiga, del RCD Mallorca y de una cita mundialista: el España-Alemania (domingo, 27-11, 20.00h). Mallorca tendrá otro motivo para revolcarse con placer. Isla de contrastes, el fútbol liga distintas realidades para que el extranjero se sienta como en casa y para que el de casa reciba visitantes con orgullo deportivo por el RCD Mallorca y la Selección Española.

​Así es LaLiga, que estará presente en el Mundial, no sólo con sus jugadores, también con sus aficionados en historias de amor por un deporte que mueve millones de corazones. Como el de Paul, aficionado bermellón que anda preocupado. A las puertas del Mallorcafé (ya en el Visit Mallorca Estadi) se atraviesa de buena gana un llonguet de lomo plancha con tres trozos de queso de Mahón, una picada de tomate, un chorrito de aceite y unas hierbas aromáticas. Disfruta de su flauta, pasada por el horno, mientras atiende una conversación. Les agita el escaparate que supone un Mundial para los futbolistas de LaLiga, para los tres ‘mundialistas’ del Mallorca.

Estarán en Qatar el portero Rajkovic, con Serbia, y el delantero Kang-in Lee, con Corea del Sur. “Está -dice Paul- el riesgo de lesión. Y luego el riesgo de que hagan un gran Mundial. Nada más acabar lo de Qatar se abrirá el mercado de fichajes”. Hay partido en el Visit Mallorca Estadi del barrio de Son Moix (Casa del Gato, en mallorquín). Y todo gato precisa de una gatera como todo aficionado al fútbol precisa de un bar.

Mallorca, dicen, es una isla de contrastes. En pocos kilómetros se puede pasar del Carnaval de Colonia a una cita principal para el mallorquín, en los aledaños del estadio del Mallorca en Son Moix, hay dos bares para vivir los partidos. A diez minutos, el D’Presión; y justo al lado, el Mallorcafé. Ambos reivindican la tercera vía insular: la de una Mallorca permeable a lo propio y a lo ajeno, que mezcla con gusto lo mejor que van dejando sus millones de visitantes para seguir siendo única, como el fútbol.

D’Presión se define como un espacio gastronómico donde ver el fútbol y degustar su ‘casual food & beer lover’s’. De ahí su especialidad, los nachos con doble de queso, guacamole, crema agria, pico de gallo y ternera mechada con jalapeños. Y en el mismo estadio, el Mallorcafé, que recibe a los aficionados a la mallorquina, es decir, con cerveza y refrescos bien fríos, bocadillos, dj’s con cuerpo de baile, la mascota oficial… todo listo para una gran fiesta. Dos espacios para compartir platos internacionales y tradicionales de la isla con la señal de LaLigaTV Bar, el único canal de televisión autorizado, destinado a la hostelería y los establecimientos públicos, que ofrece a sus clientes las mejores competiciones de fútbol, como LaLiga Santander y el Mundial de Qatar.

Luego está lo del Arenal, gueto teutón en la isla, su decimoséptimo Länder no oficial, el que les permite escapadas express en vuelos directos a bajo coste y bajo cualquier excusa. Como un Mundial, como un España-Alemania. Aunque también les sirve de pretexto el Carnaval de Colonia… en Mallorca. Como a Miriam. “Lleva una semana por aquí, se quedará un par de meses”, explica una camarera que nos da el contexto: “Cada 11 de noviembre se celebra uno de los eventos festivos más populares de Alemania. Si en octubre es la Oktoberfest de Múnich, en noviembre es el Carnaval de Colonia. Y vienen a Mallorca a celebrarlo”. Por eso, Miri va disfrazada. “I’m Migui”, se presenta Miriam con un extraño ronroneo gutural que le atasca las ‘erres’ en la garganta. Le sentará bien el estofado de ternera al horno con chucrut que sirven en esta gatera para alemanes con ganas de fiesta en la que la emisión diaria de fútbol es el eje que permite la reunión.

Es verdad que Mallorca es el anverso y el reverso, es la cara y la cruz. Es una isla de contrastes, pero solo si se visita sin la intención de mezclarse, sin seguir el consejo de Rafael Ginard: revolcarse con la isla para conocer la auténtica historia del alma colectiva de Mallorca. Y en esto, el fútbol, LaLiga, el España-Alemania y los bares son archivadores del verdadero sentir mallorquín.

Sergio Moreno
 

sergio

moreno

Periodista deportivo, durante la temporada 2022-2023, recorre junto a LaLiga distintas ciudades de España para trasladar cómo se vive el deporte rey fuera de los estadios. Fútbol, bares y afición se dan la mano.
BlueMedia Studio para LALIGA | Dirección creativa: Fedra Valderrey | Entrevistas y crónicas: Sergio Moreno Laya | Producción: Manu Carrero, Sara Cabrero y Pilar Sanz | Diseño: Beatriz Areste y Pablo Calahorra Subías | Ilustraciones: Javier Jubera